Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


A touch of fun [Charlie Rivers]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 05, 2014 10:18 am

Las clases teóricas eran un aburrimiento, un sacrificio necesario, un momento de dicotomía entre la realidad y un mundo totalmente paralelo en dónde todos los pensamientos se hacen realidad. Y es que seamos sinceros, ningún alumno, en su sano juicio, podría prestar atención más de media hora seguida a una clase. ¿Por qué hacían, pues, las clases de una o dos horas? Seamos sinceros, los profesores hablan para nada porque es que la capacidad de recepción de los alumnos es realmente limitada. No por su cerebro ni su mente, sino simplemente porque son adolescente y su mente termina siendo invadida por todo menos por cosas racionales con referencia a la clase.

Cuando terminó la clase Kurt poseía muchísimo tiempo libre, que normalmente va dedicado o bien para que los alumnos tengan sus propias charlas privadas con los profesores o para entrenar. Otros simplemente vagueaban, pero Kurt vaguear por el simple hecho de vaguear… pues no le resultaba especialmente atractivo, prefería molestar a los que vagueaban, eso sí era divertido. Vio a Charlie caminando por los pasillos con un gesto sumamente despreocupado y se le apeteció probar los reflejos de su telequinética favorita. Se teletransportó justo delante de ella, con las manos sujetas a su espalda y una sonrisa de lo más risueña caminando de espaldas para no interrumpir su paso.

Hola Charlie —la saludó de repente— ¿Qué tal estás? ¿Estás ocupada?

Le preguntó amistosamente antes de decirle la esplendorosa, genial, fantabulosa idea que había pasado por su mente. Tenía ganas de estar un rato con ella y era una de las pocas que podría presentarle un verdadero desafío gracias a su fantástico poder, ella podría intentar “burlar” el poder de Kurt y éste podría intentar adivinar si los movimientos de la telequinética eran predecibles o no. Eran todo ventajas; podrían ayudarse. Volvió a ensanchar la sonrisa.

Se me ha ocurrido que podríamos ir a entrenar. Ayer me puse a pensar y creo que un telequinético —la señaló con la cola en un afable gesto— y alguien con mi poder podrían compenetrarse muy bien en un entrenamiento. Tú me pones a prueba y yo te pongo a prueba.

Kurt se emocionaba fácilmente casi siempre cuando algo le resultaba divertido o entretenido, por lo que tampoco quería presionar a la chica por muy feliz que pareciera él. Quizás había quedado con alguien o tenía alguna clase. O simplemente no se le apetecía y prefería irse a dormir, que oye, no era mala idea.

O lo dejamos para otro día, no importa —añadió casi al momento.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 05, 2014 3:07 pm

A touch of fun.

La voz del profesor resonaba por las paredes del aula, todos parecían querer dormir todos menos Charlie, la chica se encontraba ojeando el libro que le habían otorgado dentro de la academia, sostenía un plumón con su boca mientras que con otro eufóricamente marcaba alguna que otra frase que ella consideraba interesante, no se había dado cuenta que había conseguida la mirada de algunos alumnos y sobre todo la del profesor. –Charlie- Dijo el profesor, la chica despego la lista del libro y le miro. -¿Sabes la respuesta a lo que pregunte?- Miro hacía su alrededor al notar que todo mundo le miraba, asintió torpemente mientras comenzaba a buscar en el libro la respuesta y trataba de recordar que diablos era lo que había dicho el profesor, hasta que nuevamente hablo. -¿Alguien la sabe?- Todos alzaron el brazo, a lo que Charlie no pudo evitar hundirse en su asiento mientras sus mejillas se coloraban.

Después de aquel incidente, decidió saltarse la siguiente clase, simplemente a veces sentía que no encajaba en ese lugar, nuevamente se sumió tanto en sus pensamiento cuando apareció Kurt delante de ella, esto la hizo sobresaltar un poco. -¡Kurt! No vuelvas a aparecerte así, estaba apunto de meterte un puñetazo- Dijo colocando una mano en su pecho en forma de alivio. –Pues en realidad no, no planeo asistir a la siguiente clase- ¿Para volver a pasar otra vez el mismo numerito que hace un rato? ¡No gracias!.

Escucho con atención la idea de Kurt, al menos eso era un poco mejor que seguir en clase por lo que no le tomo mucho tiempo pensar una respuesta. –De eso nada, me agrada lo que dices querido amigo- Coloco un brazo alrededor de su hombro caminando al mismo paso que él en búsqueda de algún aula vacía, al llegar al aula Charlie dejo sus cosas en el piso. Se coloco enfrente del muchacho y le miro divertida. -¿Preparado para hacerte sufrir?- Coloco sus brazos hacia sus costados abriendo y cerrando sus manos pues aquella apenas empezaba.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 05, 2014 11:36 pm

Una de las muchas respuestas que recibía Kurt cuando asustaba así a alumnos o profesores, era directamente un empujón o un pequeño grito de sobresalto. Siempre le había hecho gracia la reacción de la gente ante una amenaza tan débil como lo era Kurt, ya que era increíblemente inofensivo allí dentro. La advertencia de Charlie la tomó más en consideración, ya que de ella si esperaba recibir un puñetazo como la volviera a asustar así. Alzó las manos de manera inocente, mientras ella respiraba aliviada con una mano en su pecho.

Perdón. Caminas muy rápido, no tengo otra manera de cogerte a tiempo —se inventó como excusa y, acto seguido, esbozó una sonrisa, colocándose al lado de ella para caminar a su lado— ¿Te vas a fugar? Estás hecha una rebelde. Aunque si es Historia, te entiendo…

Sonrió ampliamente y se metió las manos en los bolsillos mientras caminaba junto a su amiga. La idea que se le había ocurrido era bastante sencilla, de reflejos y velocidad, por lo que dentro del complejo era difícil llevarla a cabo. Entraron a un aula y el chico soltó una pequeña risa al ver a Charlie tan dispuesta a patearle el trasero.

¿Tú, a mí? ¿En qué mundo? —preguntó sarcásticamente, con evidente cachondeo en la voz— Anda, deja de soñar —y movió la mano despreocupadamente para quitarle todavía más peso al asunto.

La clase poseía todo tipo de utensilios y material para un clase teórica, por lo que allí dentro no le apetecía a Kurt teletransportarse demasiado, ya que aparte de dejar una peste considerablemente razonable para los próximos alumnos que pisen aquel lugar, podría desordenarlo. Le hizo un movimiento con la cabeza a Charlie para que le siguiera, cogiendo algunas de sus cosas para ayudar a llevarlas.

Tú sabes que a mí me cuesta mucho utilizar mi poder tan seguido porque me quedo muertísimo —Exhausto, para los de la Logse— por lo que siempre intento buscar algo que me haga utilizarlo mucho para irme acostumbrando. Además de que si es algo que me haga aumentar mi agilidad, mucho mejor porque no hay quién me coja —alardeó en un gesto afable— Por tu parte pensé que entre más rápida e impredecible seas, mucho mejor, ¿no? ¿Y qué mejor que burlar a alguien que puede teletransportarse? —preguntó retóricamente.

Sí, tenía mucho más mérito burlar a alguien invisible, o a alguien que te controla la mente. Pero hablando de combate físico, estaba claro que aquellos que son muy rápidos pueden dejar en clara desventaja a los telequinéticos si no son rápidos; o eso pensaba él. Y Kurt quería que su amiga fuera la mejor telequinética del mundo, por lo que siempre le daba vuelta a todas esas cosas. Llegaron a un pequeño gimnasio y Kurt vio al fondo una caja llena de pelotas, fue corriendo para no dejar una humareda de mal olor al lado de su amiga y cogió una pelota de Tenis, para, ahora sí, transportarse a su lado. Le enseñó la pelota y silbó para llamar la atención de un amigo que estaba jugando al baloncesto. Éste se acercó.

Hazme el favor —le dijo Kurt sonriente, enseñándole la pelota. Charlie y el chico salieron del gimnasio al gran terreno de fuera con una caja llena de pelotas de tenis, ya que la mutación del amigo era la duplicación atómica y es capaz de duplicar todo aquello que toca. Una vez fuera, el azulina miró a su amiga—. Elige, ¿qué prefieres, intentar darme o intentar meterme gol? —preguntó divertido y señaló al frente, a todo el espacio que estaba delante de ellos, sin poner límites— Toooodo eso, sería mi portería. Y te digo que soy muy buen portero —empezó a retroceder de espaldas para alejarse hasta su puesto.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 06, 2014 3:48 pm

A touch of fun.

-¿No podías simplemente gritar mi nombre? Como la gente normal- Alzo una ceja, si bien sabía que Kurt nunca lo haría al parecer tenía un hobbie por sacarle sustos a la gente, un día de estos iba a darle un puñetazo y ¿Quién iba a quedar como la mala? ¡Claro Charlie! La castaña trato de tranquilizarse un poco, cuando Kurt camino a su lado suspiro recordando aquel incidente en la clase. –No es por la materia es que… ¿Nunca te ha pasado como que sientes que no encajas en un lugar?- Le pregunto de repente, aunque después cayo en cuenta de con quien hablaba si bien sabía el caso de su mejor amigo estaba peor, pues no hay que buscarle mucho a su problema, su piel, su piel azulosa y su cola podrían considerarse como “defectos” producto de la mutación aunque ella no los veía como tal y a pesar de que aun principio miraba de forma extraña al chico jamás pensó que aquello fuera algo repulsivo, no, más bien creía que era algo simplemente diferente –Que vamos que lo diferente siempre es bueno-, es más hasta podría decir que aquello era el “encanto” de él. Se quedo callada después de aquella metida de pata con Kurt.

Se rio ante el comentario. –En cualquier mundo, te puedo hacer sufrir- Se mostro un tanto altanera de la misma forma en la se mostraba su amigo, hizo una mueca de sorpresa. -¿Pero querido quien hablo de soñar? Si todo lo que digo es verdad ¿Ya olvidaste quién siempre te tiene que salvar el pellejo?- Le recrimino colocando sus manos en su cintura. Cuando Kurt le dijo de cambiar de salón alzo sus hombros. –Guíame, querido Einstein- Dijo sin más, siguió al chico en todo lo que él hacía, muchas veces fruncía el ceño al no entender de que iba la cosa pero como buena amuga que era se limitaba a hacer todo lo que él mandaba –Claro que otras veces lo que menos hacía era seguir sus indicaciones- Al salir al terreno junto con todo lo que había tomado Kurt, se quedo pensativa ante su pregunta. –Darte gol, ¿Por quien me tomas por una agresiva?- Pregunto alzando una ceja, no era necesario que el azulino hablase pues ya sabía cual era la respuesta.

Le miro decidida comenzó a levitar la pelota entre cerro sus ojos y una sonrisa picara cruzo por su pecoso rostro, intento tirar en la portería pero fallo, no importa hay segunda oportunidad… volvió a fallar, la tercera es la vencida… otra vez fallo, bueno la cuarta… ¡Mierda! Fue lo único que pensó aquello estaba comenzando a fastidiar a la chica, comenzó a lanzar varias pelotas rápidamente pero aun así fallaba, gruño molesta y se acerco al azulino. -¡Te odio! ¡Déjame tirar! Aunque sea una maldita vez- Le quiso empujar pero el chico fue más rápido y se teletransporto a otro lado, esto no hizo más que enfurecerla yendo directamente a empujarle, le empujo otra vez, sujeto el cuello de su camisa. –Te voy a…- Cuando se dio cuenta que estaba muy, muy, MUY, cerca de el chico, su ceño que estaba fruncido comenzó a relajarse y miro los ojos amarillentos del azulino cualquiera pudiera asustarse, incluso encontrarlos feos pero ella no lo hacia, ella los encontraba… lindos, si, lindos. Los miro un momento y luego sintió una pequeña punzada en el estómago, era como si su estomago fuera invadido por pequeños cavernícolas creando un gran desastre allí. ¿Qué le pasaba?

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 07, 2014 2:58 am

Agradecía que Charlie le viese como una persona normal, pero ambos sabíamos que Kurt no lo era, de ahí que gritar para llamar a alguien no fuera con él. Si tiene la gran ventaja de moverse a cualquier espacio que él desee en menos de un minuto, ¿por qué iba a destrozar sus cuerdas vocales? Prefería vivir con el riesgo de recibir el puñetazo; al fin y al cabo, sin riesgos, no hay diversión. Como respuesta a la siguiente pregunta de la chica, Kurt alzó una ceja, para que se diera cuenta ella misma de con quién estaba hablando.

Créeme cuando te digo que sí —aclaró todavía más. En el circo en dónde perteneció era en dónde más lo habían acogido, aun siendo un lugar en dónde apenas se sabían de mutantes— ¿Por qué lo dices? ¿Qué te pasó? —Si ella no encajaba aquí, estaba claro que él mucho menos.

A Kurt le encantaban esos piques altaneros fingidos entre ambos. O por lo menos por parte del Rondador Nocturno, ya que  su altanería y su ego brillaban por su ausencia.  Aun así era divertido, sólo por el hecho de molestar. Sus palabras fueron de lo más ciertas, por lo que Kurt chasqueó los dedos y la lengua a la vez, en un gesto de fastidio. Ambos sabían que Charlie tenía mucha mala leche cuando quería y probablemente sí, le patease el culo a Kurt en una pelea igualada.

Tienes razón, tienes razón. Había olvidado quién lleva los pantalones de nuestra amistosa relación —Kurt se imaginó algún boli volando hacia él, así que sólo por prevenir hizo ademan de protegerse. Con la habilidad de Charlie podría tirarle una mesa por detrás y éste no se enteraría. En cuanto a eso, era totalmente impredecible.

Salieron de allí y, tras algunas “gestiones” de por medio, llegaron a la gran llanura que rodeaba las grandes instalaciones del mejor mutante de mundo: Charles Xavier. Cuando Kurt le explicó las opciones a la chica este se separó en una sonora carcajada de lo más elocuente. No le hacía falta responder a esa pregunta y es que Charlie no es que fuera precisamente tranquila.

Se separó de ella hasta una lejanía considerable en dónde poder calcular, más o menos, la trayectoria sorpresa que le pondría como reto la chica. Una vez sólo en medio de la nada y con las manos en los bolsillos, una manía de inseguridad de Kurt, esperó a que la chica empezase. La primera pelota fue bastante predecible y Kurt se desapareció del lugar para cogerla en el aire a unos cinco metros del nivel del suelo. Hizo lo mismo hacia diferentes direcciones, cogiéndolas todas antes de que traspasen el límite y dejándolas caer justo debajo de él. En cierta ocasión la chica parecía más inquieta de lo normal y tiró una ráfaga de pelotas que hicieron que Kurt tuviera que actuar con mucha más rapidez. Se teletransportó en la distancia de algunas para pegarle una patada y no entretenerse con ellas. Muchas habían perdido fuerza e iban a caer a ras del suelo, por lo que se teletransportó allí, no dejando que ninguna pasara y cogiendo la última rezagada, que venía con fuerza, simplemente estirando la mano. Esbozó una amplia sonrisa, contento, al ver que no había conseguido pasar ninguna y fue entonces cuando un tiró telequinético la hizo borrarla del susto. “Al parecer no soy el único experto en pegar sustos” pensó. Al ver lo furiosa que de repente se había puesto, éste desapareció de delante de ella para aparecer a un lado y preguntarle que qué pasaba, pero ella fue todavía más rápida en empujarle y sujetarle por el cuello de la camiseta. Parecía querer echarle una bronca y Kurt se había quedado callado ante la expectación de saber qué había hecho mal. No obstante aquello no pasó; su gesto se relajó y sus manos dejaron de hacer presión en el cuello de su camisa. Los ojos de la chica se posaron en los de él, con un gesto más tranquilo; confuso. Los ojos del chico podían resultar horribles para mucho, pero de cualquier punto de vista los de Charlie eran preciosos. De haber sido cualquier otra persona le habría incomodado, pero aquello le resultó de lo más extraño puesto que jamás había estado a tan poca distancia de nadie; mucho menos de una chica. Todo el mundo, por regla general, intenta mantener las distancias con él. Se separó en un pinchazo de incomodidad y miró a Charlie con una ceja alzada, intentando aparentar normalidad; aunque no le había gustado su manera de responder, por lo que estaba algo molesto. Carraspeó porque sintió como se le había formado un nudo en la garganta.

Debes de aprender a perder. Y luego me preguntas que si eres una agresiva… ¿Qué narices te ha picado? —preguntó.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 07, 2014 6:16 am

A touch of fun.

-Te creo- A veces creía que era peor estar en los zapatos de su amigo que en los de ella misma, suspiro. –Nada, es solo que la clase estuvo pesada pero ya me adaptare, supongo- Alzo sus hombros de forma desinteresada, en realidad poco le importaba adaptarse a la Acadamia, lo intentaba claro que lo intentaba pero tampoco se esforzaba al máximo.

Podría ser que una de las cosas que le da “sabor” a su relación era eso los piques que habían entre ambos, aunque aquellos piques desbordaban de vez en cuando la ira de la castaña, se rio ante el comentario de su amigo era cierto, ella era la de los pantalones. –Y tú la damisela en peligro, es cansado tener que sacarte de problemas- Le recrimino nuevamente, aunque ella nunca se iba a cansar, nunca iba a abandonar a su amigo cuando sabe que es cuando más la necesita.

Está vez era ella quien seguía las locas ideas de su amigo aunque por lo general era él quien seguía las locas idea de ella, después de su mil y un intentos fallidos la paciencia de Charlie llego al limite y es que perder no era una palabra que existiera en su vocabulario para ella siempre era ganar, si o si, cueste lo que cueste, aceptar una derrota siempre le era difícil y esta vez no sería una excepción, descarriando todo su enojo fue cuando se acerco a Kurt, iba a golpearle, a fundir su puño contra su rostro azulado, cuando paso lo inexplicable, cuando miro sus ojos y sin explicación alguna comenzó a relajarse, cuando Kurt decidió alejarse de ella se quedo pensativa, ¿Qué fue eso? ¿Porqué sintió eso? ¿Acaso le hizo mal el desayuno? Ignoro por completo todo lo que había dicho el muchacho… Alzo su vista para mirarle con el ceño fruncido expresando confusión pura, si bien solamente había sentido eso una vez y fue también con Kurt pero lo había pasado por alto, le sujeto de nuevo del cuello de su camisa y fijo su mirada en la de él y otra vez los cavernícolas invadieron sus estomago… “Mierda”, fue lo único que pensó… le soltó y se quedo pensativa. ¿Desde cuando? ¿Porqué? ¿Cómo? No entendía nada de lo que su cuerpo le transmitía. –Nada, es solo que no me siento bien- Mentira, sabía muy bien que tenía, sabía muy bien que le pasaba y que descubrimiento había hecho.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Invitado el Mar Jul 08, 2014 10:00 am

Permaneció ensanchada una divertidísima sonrisa en el rostro de Kurt cuando la muchacha le llamó “damisela en apuros” y es que nada más lejos de la realidad así lo era. Días de rechazo sintió el azulina en aquel sitio, incluso meses por algunos y es que era un hecho que  todo aquel que pudiera interponerse entre él y sus problemas, se ganaba el corazón del pequeño mutante, tal como había hecho Charlie en una ocasión. De ahí que Kurt la tuviera en un pedestal. La rubia y él se llevaban considerablemente bien, con los típicos piques de toda relación… eso sí, sí había algo que a Kurt no le gustaba de ella era esa obsesión por querer ganar. Entendía esa filosofía: “¿Para qué voy a desperdiciar mi tiempo jugando, si no es para ganar?” Había gente competitiva hasta decir basta y Kurt lo entendía. Pero él pensaba que la solución no yacía en enfadarte contra tu “contrincante”, en este caso, tu “amigo”, sino buscar sus puntos flacos, pedir vendetta y patearle el trasero. Estaba científicamente probado que eso trae soluciones útiles. Y será también que Kurt es sumamente pacífico y nunca se cabrearía por perder a un juego.

Le sorprendió la manera en la que reaccionó la chica; al principio un sentimiento de diversión le recorrió entero, puesto que él no estaba seguro, pero había parado la gran mayoría de las pelotas. Aunque cuando Charlie se acercó a él y lo sujetó de esa manera, se le borró la sonrisa. Parecía molesta/enfadada y que Kurt supiera no había hecho nada malo. Aunque eso era relativo, ya que muchas veces hacía cosa que no le agradaba a la gente pero él no se enteraba. Charlie le soltó y las palabras de Kurt fueron de lo más sinceras, más ella no respondió; simplemente se acercó nuevamente al chico para mirarle profundamente, como si intentase averiguar algo.

El chico se pensaba que tenía algo en el rostro, o en su defecto, en el ojo. Charlie nunca le había mirado así y eso le incomodaba porque no tenía ni idea de lo que podría estar pasando por su mente y es que Kurt tenía una habilidad para no enterarse nunca de las cosas más evidentes. Sus ojos marrones volvieron a atrapar a los amarillos del chico durante el tiempo suficiente para que éste no reaccionara durante un momento y éste cerró los ojos, sacudiendo la cabeza ante la sensación que se había formado en su interior y que era reacio a tener. La chica interrumpió sus pensamientos y Kurt se preocupó ante sus palabras.

¿Quieres ir a la enfermería? Te acompaño si quieres —se ofreció, pensando que se trataba de algún tipo de malestar tipo ese— Estás un poco rara. Debe de ser fiebre… —alzó la mano, pidiéndole permiso con la mirada a la chica para tocarle la frente. Estaba caliente pero… realmente Kurt no tenía ni pajolera idea de cómo iba eso de las temperaturas, así que se encogió de hombros—. En realidad no sé tomar la temperatura… —dejó claro ante su mutante telequinética favorita.

Después de eso quiso añadir algo en relevancia con el juego, puesto que no quería que Charlie se cabrease con él por ganar a algo que estaba predispuesto para su entrenamiento ergo, lo lógico, era ganar.

Ya sé que eres una mala perdedora… —murmuró, mirándola de reojo divertido— No hay más que ver lo feliz que te pones cuando pierdes —ironizó— Pero no me odies cuando gano, pues es evidente que si no gano, mi entrenamiento sería una auténtica pérdida de tiempo. Ahora venía tu parte y probablemente me hubieras apalizado —explicó
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 09, 2014 11:47 am

A touch of fun.

Todo había comenzado como de costumbre, iba a hacer como “otro rato con Kurt”, claro si no hubiera sentido aquella punzada que sintió en su estómago y es que por dentro estaba maldiciéndose por haber sentido eso, su mente era como una repetición en cámara lenta de aquel momento cuando miro aquellos ojos amarillentos, ¿Es que estaba loca al encontrar hermosos aquellos ojos? Posiblemente, si, si lo estaba pero ¿Quién era ella para juzgar? Después de todo últimamente todo en su vida no tenía coherencia.

Una vez que se separo del muchacho, se quedo sumida en sus pensamientos, en realidad no tenia ni idea de cómo reaccionar ahora o que hacer, simplemente quería salir corriendo de allí. -¿Qué?- Pregunto saliendo de sus pensamientos. –No, no, creo que necesito dormir un poco ya pasara- Dijo pero antes de pudiera seguir excusándose Kurt coloco una mano en su frente, otra vez la punzada se hizo presente sus mejillas poco a poco comenzaron a calentarse y se alejo rápidamente. –En serio no te preocupes, estaré bien- Dijo tranquilamente tratando de calmar el ardor de sus mejillas.

Escucho a Kurt pero la idea de seguir cerca de él no le beneficiaria en nada que tal si se volvía a enojar y esta vez si seguía sus impulsos, apretó sus labios. -¿Sabes que? Recordé que tengo que ir a ver a Kitty para…- Se quedo pensando alguna buena excusa. –Para, ayudarla en… algo con lo de las clases- Dijo excusándose. –Lo lamente me tengo que ir- Rápidamente hizo levitar sus cosas atrayéndolas hacia ella y antes de irse no sabía si despedirse del chico de la misma forma que antes lo hacía prefirió no arriesgarse y apretó su mano. –Adiós- Y se fue corriendo de allí, con un mar de pensamientos en su cabeza.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: A touch of fun [Charlie Rivers]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.