Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


Winnie D. Lovelock

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Winnie D. Lovelock

Mensaje por Invitado el Vie Jul 11, 2014 11:28 am

Winnie D. Lovelock

We are the Jack-o’-lanterns in July setting fire to the sky.

Datos básicos

Nombre completo: Winfreda (Winnie) Diamandis Lovelock.
Edad: 19 años.
Lugar de Nacimiento: Dublín, Irlanda.
Bando: Hermandad.
Grupo: Instituto Xavier.
Poder: Pirokinesis.
Alias: Agni.
Rango: Estudiante.
Orientación Sexual: Heterosexual.
Played by: India Eisley.

Personalidad

Es probablemente una de las personas con más mala leche que jamás hayan existido. En una especie de regla constante, Winnie no es precisamente conocida por ser la alegría de la huerta. Qué va, ni mucho menos. Suele tener un humor de perros y una cara de asco constante que parece decir “no te acerques a mí o te arranco la yugular de un mordisco”. La humanidad le produce una especie de angustia vital constante.  Aunque se puede volver de lo más sociable si le apetece. Y es que Winnie suele ser amable con la gente por interés. Es muy raro que alguien le caiga bien así porque sí, porque es una chica bastante peculiar, con un carácter también peculiar, y gustos peculiares. Si no va a sacar algo de provecho, de que va a estar aguantando la chapa que estás pegando con tu colección de sellos. Antes la muerte, y te lo hará saber porque no le gusta callarse y que el mundo no sepa del asco que le da.

Winnie es como un volcán a punto de estallar. Es una chica extrema, alocada y salvaje. Vive cada día como si fuera el último. No tiene control alguno, y eso lo convierte en alguien que es capaz de hacer cualquier cosa. Solamente le tienes que decir "te reto a..." y ya la puedes ver entrando en una casa ajena, robando en una tienda o corriendo desnuda, por poner ejemplos. Vida solo hay una y hay que vivirla mientras se pueda, ya lo decía James Dean: "muere deprisa, vive joven y tendrás un bonito cadáver".

Se dice que la gente está hecha de historias, pues bien, Winnie elige la historia adecuada para el momento adecuado. No se considera falsa ya que siempre va con la verdad por delante y a quien le duela pues que no pregunte, sino más bien "camaleónica". Una faceta diferente para cada situación: si tiene que parecer buena será una chica angelical a los ojos de todos, si tiene que mantenerse callada no notarás ni que existe, si tiene que ser una zorra, oh dios mío, la has hecho la persona más feliz en toda la tierra porque no hay nada que le guste más que ser una hija de puta con todo el mundo. Se convertirá en la persona que sea necesaria para que siempre salir ganando y conseguir lo que quiere.

La primera impresión que te llevarás de ella es que es una muñeca cruel, una arpía, una mala pécora. A menos que algo le guste mucho no pondrá interés suficiente en ello, y te lo hará saber. Esta actitud se ve reflejada en muchas facetas de la vida, como por ejemplo en sus relaciones con la gente. A menos que vayas a darle algo que le interesa búscate a otra persona a quien contarle tus penas porque ella no va a escucharte y a consolarte. Difícilmente habrás podido traspasar la barrera del interés y haberte convertido en su amigo, muy poca gente lo hace.

Pero cuando consigues traspasarla puedes darte cuenta de que sí, sigue siendo la misma chica que lo odia todo, con la diferencia de que tu tampoco le causas tanta repugnancia y eso hace que te coja hasta aprecio y todo. Y cuando Winnie le coge cariño a una persona se preocupa por ella.

Historia

Nació hace unos diecinueve años en Dublín. Era un día lluvioso, nada raro teniendo en cuenta que se encontraba en Irlanda y allí llueve la mayor parte de los días, así que no fue ningún acontecimiento especial. La llamaron Winfreda, como la abuela paterna, porque parecía ser tradición en la familia del padre que las mujeres se llamaran así. Robert Lovelock era el típico irlandés bonachón y pelirrojo, y trabajaba en los altos hornos que había en la ciudad. La madre, Marina Lovelock (Diamandis de soltera), era una inmigrante griega que llegó a la ciudad de Dublín cuando tenía trece años. Regentaba el restaurante griego que sus padres habían comprado y que le dieron cuando se jubilaron.

La pequeña Winnie crecía y crecía, y nada en ella parecía ser extraño o sobrenatural. Era una niña normal, a la que le gustaba mucho leer y poco las cosas de niñas de su edad como las muñecas o jugar a papás y a mamás. Era más bien bruta, y le gustaba ensuciarse en el barro, hacer deportes “de chicos” como el fútbol o el rugby y escalar a los árboles. Jamás nadie podría haber llegado a pensar que esa niña que llevaba el pelo siempre lleno de hojas y arañazos en las rodillas era una mutante.

Su poder se manifestó por primera vez con quince años. Estaba en casa de su primer novio y estaban a punto de hacerlo. Estaba bastante nerviosa, lo típico de la primera vez. Todo ese cúmulo de sensaciones se dispararon cuando la penetró. De repente, la lámpara que había al lado se incendió. El cúmulo de nervios y el dolor que sintió activaron su poder. La explicación que dieron fue que el calor de la bombilla fue la responsable, pero ella sabía que no era así. Había estado mirando la pantalla de la lámpara minutos antes de que ardiera y había visualizado la llama en su mente.

Todo aquello no hizo más que ir a peor. Cada vez que se enfadaba o se encontraba en una situación de auténtico estrés, tenía que salir corriendo porque si no el lugar ardía. Habían tenido tantos incendios en el restaurante que el seguro empezaba a pensar que eran provocados. Se volvió una persona irascible y hosca, que no quería tener trato con nadie.

Con dieciocho años, se produjo un episodio fatal. Volvía a casa, y sintió como unos hombres la seguían. Para despistarlos, se metió en una fábrica abandonada. La conocía bien y tenía pensado escapar por la parte trasera, pero esos hombres también, y la bloquearon. Uno de ellos la cogió y el otro comenzó a manosearla. Forcejeó y en un estallido de rabia gritó y de repente el sitio a arder. Los hombres murieron quemándose vivos, pero a ella las llamas no le afectaban. Oyó la sirena de los bomberos. No podían descubrir que estaba ilesa en medio de un fuego tan grande porque si no comenzarían a sospechar no solo ellos sino sus padres y todo el mundo. Por eso decidió fingir su propia muerte. Los cadáveres de los dos hombres quedaron hechos ceniza y por lo tanto imposibles de identificar, así que en el montón de uno de ellos dejó la cadena que le regaló su madre cuando tenía cinco años. Observó su propio entierro, y a sus padres llorar su muerte. Se le partía el alma, pero era mejor que la consideraran muerta a que la descubrieran y la repudiaran.

No tenía nada que hacer en Dublín, así que cuando oyó en los círculos mutantes de la ciudad sobre la existencia de un poderoso movimiento mutante en América, hizó las maletas y viajó al Nuevo Mundo, con la esperanza de encontrar una comunidad en la que vivir.

Poder

La pirokinesis es la habilidad de excitar los átomos de un  objeto, siendo capaz de producir energía suficiente para la ignición de este. Es capaz de generar llamas en ausencia de aire, sin requerir la combustión de oxígeno o cualquier otro combustible para mantener la llama. Puede aumentar la temperatura de todo aquel o aquello que esté cerca suya, y puede soportar temperaturas extremas. El fuego ni la hiere ni le deja quemaduras, por lo que puede estar rodeada de llamas o en un incendio y no le sucedería nada. Su poder es muy inestable, y requiere de una gran concentración que ella todavía no posee. Cuando se encuentra bajo situaciones de increíble estrés, o abrumada por ciertos sentimientos que la sobrepasan puede llegar a provocar auténticos desastres.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Winnie D. Lovelock

Mensaje por Nirvana O'Neill el Sáb Jul 12, 2014 12:22 am




I set fire to the rain and I threw us into the flames, where I felt something die, 'cause I knew that was the last time
avatar
19Piroquinesissí mismoBisexualKristine Froseth285Mutante nivel Beta
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.