Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


think of all the roads, think of all their crossings ⎯ Luke.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

think of all the roads, think of all their crossings ⎯ Luke.

Mensaje por Invitado el Lun Jul 14, 2014 8:42 am

Iba caminando por los pasillos del Instituto. Después de una fructífera lectura en los jardines, con su correspondiente siesta bajo la copa de un roble, volvía a su cuarto. Su walkman la aislaba del jaleo que los alumnos de la escuela Xavier producía. La mansión era un hervidero de gente constante, prácticamente era imposible no encontrarse con nadie. A la morena no le iban las aglomeraciones de gente voluntariamente: si había que aguantarlas se aguantaba, pero si se podía evitar, pues no. Llegó a su cuarto y abrió la puerta. No había nadie. “Por fin, un poco de soledad”, pensó. No tenía problemas con sus compañeros de cuarto, pero a veces la convivencia se hacía insoportable.

Se quitó las botas y se tiró a la cama en plancha. Abrió su cajón, y buscó en su colección de casetes. Al final se decantó por lo más reciente que tenía de AC/DC. Mientras movía la cabeza al ritmo de “Put a finger on you”, palpó la superficie de la mesilla buscando alguna revista. Principalmente eran de música, pero también había sobre cine, moda y ciencia. A veces le daba por ponerse a leer el “National Geographic”, pero hoy no era el caso. Cogió el nuevo número de la revista “Kerrang!”. Era británica, pero una de las cosas buenas que tenía Nueva York es que podías conseguir absolutamente todo.

Pero cuando abrió la revista, un sobre se deslizó sobre ella.-¿Pero qué co…?-Dejó la revista, y se incorporó. Era una carta, con su nombre escrito, pero sin remitente. Se quitó el walkman y abrió el sobre. Comenzó a leer la carta. Era una misiva de amor. Todo parecía tan shakespeareano… hasta que descubrió por qué le resultaba familiar la letra.-Este chico es gilipollas.-Se levantó rápidamente y salió dando un portazo de su cuarto y descalza.

Literalmente, iba echando humo. Pasó por delante de unas velas que se encendieron como si fueran un mechero, dando una llama muy alta, y una bolsa de palomitas que llevaban unos alumnos se hizo en unos tres segundos. Llegó a la puerta del que sabía que era el autor de la carta y golpeó a la puerta enérgicamente, pero no había respuesta. Volvió a tocar otra vez, y cuando por fin se abrió, no esperó permiso y entró en el cuarto.-¿Me quieres explicar de qué va esto?-Dijo sosteniendo la carta con el brazo estirado frente a su escritor, y con otra mano en la cadera, mientras su pie golpeaba enérgicamente el suelo.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: think of all the roads, think of all their crossings ⎯ Luke.

Mensaje por Invitado el Lun Jul 14, 2014 9:53 pm

Leer un cómic en la habitación no era el plan perfecto, pero era uno decente, que había sacado a Luke de más de un aprieto. Además, el estar allí, sin tocar nada ajeno, solo sus cosas, le eximía de cualquier peligro al que pudiese estar sujeto, parecía el plan perfecto. En aquella semana, el muchacho ya había sufrido una transformación accidental a un monstruo gigante, una duplicación e incluso se había pasado 3 horas encerrado en un tarro, convertido en mercurio. "Las increíbles aventuras del mutante más inútil de la Historia" parecía un título apropiado para la futura autobiografía del joven, pues mientras otros tenían la posibilidad de moverse con total libertad por los jardines, de no preocuparse por lo que tocaban o incluso dónde apoyaban las manos, Luke tenía que caminar con una precaución extra, con cuidado de lo que hacía y los objetos que tocaba, un drama de vida.

Por eso, los furiosos golpes en la puerta pillaron por sorpresa al muchacho, que apartó la vista del cómic. Frunció el ceño mientras se incorporaba levemente en la cama, todavía algo reacio a moverse. Aquello no era un simple llamamiento de cortesía, era un golpeteo incesante, lleno de enfado, que por un momento, hizo temer a Luke el encontrarse en la habitación. ¿Habría hecho algo malo? El joven no podía pensar en nada, en ningún lío en el que se pudiese haber metido, incluso por accidente.

Así que, únicamente con una especie de pijama, compuesto por una camiseta con dibujos de gatitos y unos pantalones a juego, el joven se levantó y abrió la puerta, algo temeroso. Y de repente, lamentó haberlo hecho, pues le había abierto la puerta al demonio. O al menos, eso le parecía al adolescente. ¿Qué otra criatura si no un demonio habría entrado en la habitación hecha una una furia, portando un sofocante calor con ella? La otra posibilidad era que se tratase de Winnie, y Luke no sabía si la prefería a un demonio. Esbozó un intento de sonrisa cuando vio la carta, alcanzándola con la mano y soltó una carcajada.

Vaya, para no prestarme atención, has sabido que era yo bastante rápido. —añadió el muchacho, riendo un poco y mirando la carta. Sí, era la suya, Luke solo se encogió de hombros y le dedicó a la furiosa muchacha una bobalicona sonrisa— ¿Has venido a darme besitos o a pegarme? Es para saber a lo que atenerme. —el muchacho entonces miró la carta, arqueando una ceja, notando cierto cosquilleo en la palma de sus manos y miró a Winnie, con cierto temor en sus ojos, soltando en ese mismo momento la carta, casi con un espasmo— Bueno, sí buscabas un momento caliente conmigo, creo que lo has conseguido, por que me temo que he copiado tu poder... —usar el humor como recurso era ya algo característico de Luke, así que aquello no resultaba demasiado raro. ¿Que se encontraba en una mala situación por haber copiado el poder de la piroquinética? Sí, pero no por ello iba a ponerse a llorar— Dime que puedo utilizar tu mutación para calentar sopa, anda.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: think of all the roads, think of all their crossings ⎯ Luke.

Mensaje por Invitado el Mar Jul 15, 2014 10:22 am

Rodó los ojos y los puso en blanco.-Para llevar todo el semestre copiando tus exámenes de Historia estadounidense eres poco despierto.-Le contestó ella. Llevaba desde principio de curso copiándose de él. No porque fuera una vaga y estudiar no fuera con ella, era una cuestión más importante. Era irlandesa, había vivido toda su vida en Dublín y no tenía ni idea de la historia de América. Ellos no la daban, no era su problema. Y había llegado al país hacía un año, no le había dado tiempo a aprender nada de ellos. Por eso sabía que era su letra. Tenía su caligrafía vista y más que vista.

Arqueó una ceja. “¿Besitos?”, pensó para ella con profundo disgusto.-¿Besitos?-Repitió otra vez, ahora en voz alta.-¿Ahora tenemos ocho años o qué?-Ya solo le faltaba que le pidiera un roce de pantalones para caer muerta. Se llevó una mano a la cara, tapándose con ella. Las gracias de Luke le sacaban de sus casillas. No le gustaba nada la gente que no se tomaba en serio las cosas. Le parecía que, simplemente no podías contar con esas personas. “El trabajo es el trabajo, y la diversión es la diversión”, decía su madre. Ella era una mujer que, aunque siempre tenía la mejor de las sonrisas para sus comensales, estaba entregada a su restaurante y no permitía el más mínimo escaqueo. Pues a ella le pasaba igual: las bromas para cuando la ocasión la requería y no era esta. Estaba enfadada y quería una explicación, y no iba a aceptar que se riera en su cara.

Cuando le dijo lo de “copiar su poder” y lo de la sopa, le miró con los ojos abiertos como platos, para después fruncir el ceño. Si las miradas mataran, Luke estaría muerto para quince vidas. Se acercó a él y le puso las manos en los hombros, haciendo que bajara para quedarse a su altura y mirarlo fijamente.-Escúchame, a mí no me vas a vacilar, ¿te ha quedado claro?-Notaba como comenzaba a irradiar calor por todo el cuerpo, pero en concreto por las manos. Ella no sentía nada, pero podía ver en la cara del chico que sí, así que le quitó las manos de encima y se alejó, colocándose en medio de la habitación otra vez.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: think of all the roads, think of all their crossings ⎯ Luke.

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 19, 2014 11:25 pm

Las víctimas de las bromas del muchacho siempre solían responder al mismo perfil, personas que no tenían una pizca de sentido del humor y normalmente, se crispaban a la mínima. Con una reprimida sonrisa, el muchacho rodó los ojos, ante la simple mención de que la chica copiaba de sus exámenes, cosa que ya sabía, ¿cómo obviar la atenta mirada de la muchacha siempre que había un examen? Sacó la lengua, en un intento de canalizar el entretenimiento que le proporcionaba ver a la chica perder sus estribos. Con un divertido gruñido, se acercó a la chica.

Hombre, si quieres algo más que besitos, perfecto, pero yo intentaba ser un caballero. —y con aquello, con su actitud bromista y pasota, aparentemente, hizo estallar a la chica. Literalmente. El muchacho notaba como la temperatura de la habitación comenzaba a subir, aunque quizás fuera por su culpa, por ese poder que había tomado prestado y aún no alcanzaba a controlar, pero acabó por certificar que el foco no era él. El origen de ese calor era la gruñona muchacha, que estaba a punto de perder los nervios, o bueno, ya los había perdido.

En cuanto Winnie le tocó, el chico sintió un sofocante calor en sus hombros, posiblemente paliado por el poder que acababa de absorber, pero aún así, bastante fuerte, cosa que hacía patente el descontrol de la joven sobre su poder. Con un gruñido molesto, el joven se revolvió en el lugar, apartándose de Winnie y mirándola con una ceja alzada— Winnie, controlate. —con un tono nada propio del muchacho, notaba como sus mejillas se encendían y con estas, la temperatura de la habitación, sujeto al poder de Winnie— No te vacilo, pero si sigues así, ambos saldremos en llamas, te lo juro... —gruñe, con cierto deje cómico, pero manteniendo su rostro serio e inmutable— No eres la primera piroquinética con la que me cruzo. —el joven ya tenía cierta maestría a la hora de controlar y manipular poderes similares a los de la joven.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: think of all the roads, think of all their crossings ⎯ Luke.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.