Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


Just working out [Jean Grey] -Privado-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por James Howlett el Mar Jul 15, 2014 2:52 pm

Había llegado a ese lugar hace unas cuantas horas, necesitaba irse pronto pero aun no sabía nada de su pasado y relativamente quería al menos saber cómo se llamaba; “Wolverine” no era su nombre real pero le gustaba que le llamaran así. Caminó por los pasillos mientras se notaba un poco confundido, miró a su alrededor y muchos de los jóvenes se le quedaban viendo de forma extraña, entendía que fuera un varón corpulento y demasiado musculoso pero las miradas le molestaban de sobremanera. Llevaba los mismos jeans del día anterior y le robó una camisa de manga corta a uno de los estudiantes más grandes, quería conocer el lugar. Los acabados en la academia eran de madera, el color café abundaba en el ambiente. Se adentró por la sala principal y conoció el comedor, luego miró a todos lados mientras cruzaba más pasillos. El jardín era de un color cetrino ya que era verano y el calor empezaba a secar el pasto lentamente pero el agua contrarrestaba el evento. Siguió dando vueltas por el lugar y prendió un cigarrillo adentro de las instalaciones, no le importaban los demás, se podían acostumbrar al olor.

No recordaba a nadie, sentía que estaba perdido en ese lugar, no se sentía del todo humano y la razón era simplemente porque no lo era. El hombre canadiense siguió explorando hasta llegar al gimnasio, era un lugar pequeño y algunos de los estudiantes hacían ejercicio mientras otros solo hablaban en ese lugar, no reconocía a ninguno de los presentes pero se adentró. Las pesas eran de metal puro, había máquinas de ejercicio pero muy pocas, divididas por los músculos que trabajaban. Se acostó en la barra de pecho aun con el cigarrillo en la boca y la levantó con un simple empujón. Cincuenta kilos no eran nada para el pelinegro así que le puso otras dos placas e hizo un poco más de ejercicio hasta que sintió demasiado liviana la pesa y puso más peso. Eran doscientos kilogramos y el los levantó como si nada, bajando la barra y subiéndola por un par de repeticiones. El humo llenaba el ambiente de un suave olor a sudor con tabaco. Los chicos se le quedaron viendo sorprendidos y solo volteó hacia otro lado. Logan era demasiado fuerte, su entrenamiento y su trabajo en las montañas de carbón le ayudaron a crecer en fuerza y en inteligencia. No solo era un saco de fuerza bruta, en una pelea empleaba ambos, el cerebro y sus desmedidos músculos.

Sudor corría por su frente cuando tiró la colilla de su habano. Agarró pesas individuales y empezó a hacer martillos con ellas, sus bíceps empezaron a hincharse rápidamente y la vena que iba desde la muñeca hasta su hombro se marcó. Sus brazos cada vez más grandes dejaban ver todos los músculos mayores, bíceps, tríceps, antebrazos, todo era demasiado desarrollado. La camisa sin mangas le daba la libertad de mostrar sus brazos, pero se sentía bien ejercitándose aunque no lo necesitaba realmente. Nada en la vida de Logan era simple en ese momento, se sentía perdido en un mar de ideas y de sentimientos encontrados, él era un hombre bastante fuerte pero sus emociones estaban rotas, no tenía nada en el mundo. No recordaba a su familia, ni si tenía amigos, o si tenía hermanos, pero mucho menos entendía la razón del porque le habían hecho eso, lo convirtieron en un monstruo sin sentimientos. Era una bestia y ahí haciendo ejercicio en el gimnasio se podía ver toda la impotencia que se canalizaba haciéndole mucho más feroz. Wolverine ataca las pesas como si fueran enemigos, eso era exactamente lo que deseaba, matar a sus enemigos.




My Past:

avatar
100Garras Retráctiles, Regeneraciónsí mismoHeterosexualHugh Jackman122Mutante nivel Beta
Civil - Mutante Neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por Jean E. Grey el Miér Jul 16, 2014 2:45 am


El repiqueteo constante de los tacones de sus zapatillas inundaba los pasillos con su presuroso andar. Levantó la mirada, encontrándose con los mechos alborotados sobre su frentre mientras sus piernas se movían con ansiedad, atravesando el atestado mar de personas que se movían casi con la misma velocidad que ella llevaba ahora. Un gesto de incomodidad apareció en su rostro cuando chocó levemente con otro de los estudiantes y en un suave murmullo se disculpó, haciéndolo a un lado con un simple movimiento de su mano que lo trasladó a unos centímetros lejos de ella, permitiéndole seguir su camino. El despertador no había sonado esa mañana y a sus compañeras de habitación le pareció prudente dejarla dormir, y aunque tenía que admitir que era la primera vez que dormía más de dos horas seguidas, Jean no podía creer que dejaron que se le pegaran las sábanas. Ahora iba tarde a clase. ─Espero que no haya llegado el profesor aún. ─Dijo para sí misma en un tono casi lastimero mientras apuraba el paso. Iba a doblar la esquina cuando observó el pasillo que daba al gimnasio y que siempre había sido un buen atajo para llegar a los salones del otro lado de la mansión. Sonrió, echando a correr rumbo al área de ejercicio del Instituto, pasando cerca del lugar en cuestión y casi se pasaba de largo si una figura no hubiese llamado su atención.

La pelirroja se paró en seco, devolviéndose unos pasos hacia atrás para luego girar su rostro y pegarse a la ventana que dejaba vislumbrar quienes hacían ejercicios esa hora. Miró atentamente por el vidrio y recorrió con su verdosa mirada el sitio. A la gran mayoría de los estudiantes los conocía, sin embargo, ninguno de ellos le llamó la atención, no, ellos quedaron en un segundo plano mientras ella entraba por la puerta, haciendo que sus tacones sonaran con estruendo sobre el piso y sus ojos no tardaran en tornarse rosáceos brillantes al estar en uso de sus poderes. Era un rostro conocido y en su fuero interno no pudo hacer otra cosa más qué preguntarse que hacía él aquí y qué demonios pretendía tomando esa actitud tan calma. ─ ¿Qué haces aquí? ─Fueron las primeras palabras que sus labios emitieron al estar cerca de él y como si no le hubiese importado en lo más mínimo que el hombre andara trabajando en su cuerpo, utilizó sus poderes para arrebatarle el pesado contrapeso y colocarlo en otro sitio fuera de su alcance.

Recordó en ese momento las cosas que pasaron entre ellos y no entendía qué hacía Logan en el Instituto, ¿se había redimido? ¿Había escogido un bando al final? ¿O tenía otros planes? Eran las preguntas que deseaba hacerle, sin embargo, todas y cada una de ellas se englobaban en ese solo cuestionamiento que había hecho segundos atrás. Casi por instinto, su mano fue a su cuello y tocó con suavidad la cadena que sostenía las placas de él. ─Quizás... ─murmuró, sacándose la bisutería y enseñando las placas ante él, haciéndolas levitar con su telequinesis. ─ ¿Has venido por esto, Logan? ─Aún así, eso no explicaba por qué el profesor lo dejó andar a sus anchas por el instituto. Jean esperó, un tanto recelosa de las intenciones del hombre.


avatar
18Telepatía y telequinesis.La AcademiaHeterosexualAlina K141Mutante nivel Alpha
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por James Howlett el Miér Jul 16, 2014 6:15 am

-Humm ¿Logan?- comentó mientras dejaba la pesa –a fuerzas- y negaba con la cabeza –Te estas confundiendo- dijo mientras trataba de agarrar otra pesa con su mano. Las placillas fueron al varón flotando en el aire con una facilidad increíble – No… y si yo te las hubiera dado querría que las tuvieras para que me recordaras- dijo mirando perdidamente sus ojos con una mirada lúgubre. La pelirroja era una chica hermosa, su cabello se iluminaba con el sol de una forma indescriptible pero sumamente bella. Logan se quedó contemplándola completamente sudado y suspiró, quería fumar pero no quería molestar a la joven fémina, deseaba irse de ese lugar, pero algo en él le decía que tenía que quedarse. El canadiense solo se acercó a las placas militares y las tomó en un puño apretándolas, con pocos pasos se acercó a la hermosa mujer y se las puso en el cuello acariciando su cabello y suspirando –Son tuyas- comentó mientras se alejaba un poco más.

El castaño miró a sus alrededores, se había quedado solo por lo menos, nadie lo miraba de forma extraña mientras se ejercitaba. Sus brazos trabajados limpiaron el sudor y con un jadeo calmó su respiración que era cansada y se cortaba por el cansancio físico. Pasaron unos segundos y de nuevo el Wolverine posó sus atribulados ojos en el cuerpo de la mujer. El extranjero deseaba saber su nombre, conocerla un poco más. Prendió un habano con un simple encendedor y suspiro mirando a otro lado fumando.

Por alguna extraña razón estaba calmado, estar con esa mujer calmaba al Canadiense de una forma extraña y simplemente su mente divagaba menos –Soy Wolverine ¿Y tú?- comentó exhalando el humo por la boca mientras se disponía en agarrar otra pesa y seguir entrenando; aun el sudor brotaba de los poros del corpulento hombre mientras trataba de limpiarse la frente con la siniestra –llegué esta mañana con Elizabeth… yo… tuvimos un encuentro no tan amable hace unas horas y me trajo aquí, no recuerdo ni mi nombre – sonrió como si fuera broma –y no entiendo porque tengo estas malditas garras de metal- manifestó mientras se acariciaba los nudillos como si le doliera. Sus garras estaban escondidas de momento, parecía como si las pudiera sentir, podía percibir que tenían ganas de salir a luchar contra cualquier cosa viviente pero el Lobo no las dejaría, quería sentirse bien y haciendo eso solo lograría avivar más su sentimiento sin fundamente de culpa.

-Si te molesta que esté aquí me iré- sugirió de forma tranquila, la apacibilidad que se podía notar de la voz madura era sumamente extraña, sentía que tenía que ser bueno con ella pero no entendía el porqué; se encontraba cansado, pero se encontraba esperando a Charles para que le ayudara con su pequeño problema, él era como los demás –solo un poco más fuerte y agresivo- un simple mutante. Muchos de ahí estaban perdidos, no eran aceptados o los miraban como si fueran solamente animales, y el entendía que no era así aun con su amnesia y su falta de empatía. El castaño miró hacia otro lado y miró los pasillos; aún se encontraban solos. El color no destacaba mucho, era un lugar elegante, no parecía una escuela convencional y como sus estudiantes, era especial. Todos entrenaban, todos se apoyaban, era un buen lugar, lástima que no fuera para el hombre.




My Past:

avatar
100Garras Retráctiles, Regeneraciónsí mismoHeterosexualHugh Jackman122Mutante nivel Beta
Civil - Mutante Neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por Jean E. Grey el Jue Jul 17, 2014 11:53 am


Se quedó tiesa, sin palabras, observando al hombre que estaba frente a ella como si no lo conociera. Como si aquel estaba delante, hablándole con tal desconcierto y dejadez, no era el Logan que conoció en la calle, con quien compartió un café. ¿Qué le habían hecho?, fue la primera pregunta que sus labios formularon pero que su voz no alcanzó a manifestar. Por un momento, un mísero instante en el que él rozó su cuello con la yema de los dedos, Jean creyó sentir el mismo tacto que alguna vez había provenido de Logan, sin embargo, está vez era diferente. Sus manos se alzaron por inercia, aferrando con suavidad el rostro ajeno, sus dedos tocaron las mejillas ajenas; sus ojos, brillantes con el inconfudible matiz rosáceo de su telepatía, encontraron su punto muerto en la mirada contraria. Sus rosáceos se movieron por un segundo, unas palabras inenteligibles para él, pero que cobraron vida en la mente de la pelirroja. ¿Dónde está el Logan que conocí?, hurgó en su cabeza, buscó entre los pequeños recuerdos esparcidos de su cabeza y observó, con una mezcla de sorpresa y temor, que muchas de sus antiguas memorias habían sido reprimidas. ─ ¿Cómo es esto posible? ─Las palabras quedaron atascadas en su garganta, sus brazos cayeron a cada lado de su cuerpo y se quedó estática, frente a él, mirándolo como si nada de lo que estuviera sucediendo fuera posible.

¿Qué te hicieron? ─No supo por qué, pero sintió los ojos húmedos de repente, su mirada se nubló por un segundo y tuvo que bajar la cabeza para esconder el repentino escozor de su visión. ¿Qué había sucedido? ¿Quién era capaz de encerrar los recuerdos de alguien? Aquel hombre que se encontraba frente a ella en ese mismo instante lo había perdido todo, se había sumergido en un océano repleto de oscuridad, sin una sola luz que le proporcionara la guía que necesitaba para volver nuevamente a ser quién se suponía que era. ─No, no me molesta que estés aquí. Es solo que... nunca pensé que te vería aquí. ─Respondió con una voz entrecortada y alzó la mirada, fijando sus jade en los castaños de él. No había nada del viejo hombre que conoció, tan sólo recuerdos enjaulados en algún lugar de su mente y la única persona que podía liberarlos de esas ataduras era el profesor Xavier. ─ ¿No... No recuerdas nada? ─Murmuró con suavidad, diciéndole a todos que se marcharan del gimnasio mentalmente. Nadie protestó y la gran mayoría abandonó el sitio con rapidez. ─ ¿Ni siquiera me recuerdas?

Qué pregunta más tonta, Jeannie, fue una voz en su mente que la hizo recalcular su pregunta, ¿acaso se creía tan importante para ese hombre como para no ser capaz de olvidarla? Ilusa. Estaba siendo demasiado ilusa. E irracional. ¿Cómo iba a esperar semejante cosa de alguien en quien no confiaba ni un solo pelo? Es más, era estúpido siquiera pensarlo. ─ ¿Por qué no te sientas? ─Hizo una pausa, modulando una suave sonrisa en sus labios que le pareció algo... compadeciente. ─Soy Jean Grey. Un placer. ─Y le tendió la mano, como si fuese la primera vez que se veían, como si empezaran de nuevo otra vez. Aunque ella simplemente no pensaba que algo así sucediera de tal forma.




avatar
18Telepatía y telequinesis.La AcademiaHeterosexualAlina K141Mutante nivel Alpha
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por James Howlett el Jue Jul 17, 2014 2:51 pm

El canadiense sintió el tacto de la mano de la joven pelirroja y suspiró; algo en ella era tan extraño que no sabía si sentirse intimidado o solo seguirle la corriente a la hermosa mujer. La miró directamente a los ojos y escuchó cada una de sus preguntas. Su voz tenue le hacía sentir cierta paz pero no entendía la razón ¿Cómo de ser una bestia y no saber qué dirección tomar ahora quería estar con esa muchacha? ¿Qué tenía ella de especial? Negó con la cabeza mientras suspiraba, prendió un habano y aspiro el humo y lo exhalo después de sentirlo en su garganta –Te diré lo que recuerdo- abrió su mente y Wolverine empezó a hablar –desperté en un laboratorio, estaba metido en agua helada y aparecieron estas malditas garras de metal ¿sí? Ahora no tengo ni la más mínima idea de quien mierda soy- el castaño la miro mientras agachaba la mirada la joven y sentía su tristeza ¿la conocía?

-No, no recuerdo ni mi nombre- musitó y miró ahora el suelo Logan, sentía impotencia no conocer ni la mínima parte de su pasado, pero ahora solo una idea pasaba por su cabeza: necesitaba irse de ese lugar, nadie le podría ayudar y fue un idiota por haber cruzado esa puerta en busca de una ayuda de los que parecían sus “iguales”. Escuchaba sus palabras, no podía negar que la mujer estaba preocupada, sus ojos claros no podían esconder que el castaño le importaba demasiado, aunque ella no lo quisiera aceptar tanto como tal vez deseaba. Wolverine suspiró y le acaricio la mejilla a Jean Grey, gradualmente tratando de recordarla, tal vez ella era la única debilidad mental y física que tenía, probablemente ella era su único recuerdo que escogió conservar en su mente tormentosa y llena de dolor y sufrimiento.

-Jean Grey…- susurró para sí mismo y se agarró los nudillos no sabía de donde había escuchado ese nombre, pero era lo primero que se le vino a la mente al salir de ese infierno. Podía sentir sus pesadas garras mientras miraba el suelo. Sus armas letales solamente se encontraban escondidas bajo el dorso de su mano, esperando algún motivo para asesinar sin piedad y no dejar ningún rastro. Era grisáceas, largas, afiladas como la mejor hoja de espada –o tal vez un poco más- letales. Cada golpe del varón era como golpear una pared de hierro puro y sólido, era un arma en toda la extensión de la palabra. Un dolor de cabeza le invadió su cabeza y escuchó la instrucción de la joven mujer, no sabía ella que le pasaba pero la obedeció y se sentó. Escuchó su nombre después de eso y solo sintió un estruendo en su pecho “Jean Grey” dijo mientras la miraba, recordando el café, su último encuentro las placas – ¿Tu eres Jean Grey?- susurró como si le faltara el aire y lo único que pudo logar hacer el castaño fue estirar la mano y agarra la de la chica, sentirla cerca, ella era su puente a este mundo.

-Aun me debes una cita, y yo veinte dólares- dijo mirando el suelo sin dejarle la mano, no quería dejarla nunca ¿Qué tal si perdía su memoria si la soltaba? Se notaba su desesperación pero se hacía el fuerte como siempre… Al menos Wolverine había recordado algo y ese era un comienzo –te recuerdo-




My Past:

avatar
100Garras Retráctiles, Regeneraciónsí mismoHeterosexualHugh Jackman122Mutante nivel Beta
Civil - Mutante Neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por Jean E. Grey el Vie Jul 18, 2014 8:32 am


Las siguientes palabras del hombre la tomaron por sorpresa, haciéndola saltar un poquito y poner una distancia entre ellos que no pudo ser demasiado debido a que la había sujetado de la mano. ¿Cómo la había recordado tan rápido? Fue la pregunta que se hizo al verlo directamente bajar la mirada, sus ojos se dedicaron a recorrerlo desde su cabello hasta sus pies y se quedaron fijos por un momento en las manos entrelazadas de ambos. ¿Por qué había ese matiz desesperado en su voz? Jean sintió un revolcón en su pecho y posó su mano libre sobre su tórax para calmar el incesante latido de su corazón. ─Me alegra que hayas podido recordarme. Y lo sé, algún día iremos para que me devuelvas ese café, aunque con estos calores, prefiero un helado, ¿no crees? ─Suspiró, arrodillándose frente a él y llevó su izquierda a la mejilla masculina, instándolo a que levantara la mirada para que la viera. Estuvo callada durante unos cuantos segundos, preguntándose realmente por qué aquel hombre había perdido sus recuerdos. ¿A causa del incidente en el laboratorio? Si mal no recordaba, las garras de Logan parecían ser de algo diferente al metal, pero según sus palabras, ahora sí lo eran. ¿Habían metalizado su cuerpo? Tal vez esa era la respuesta. Una operación complicada donde debieron introducirle el metal de alguna forma a su anatomía y el proceso no debió ser placentero.

Oh, Dios. ─Murmuró, sus dedos aferraron con algo de fuerza el rostro masculino al pensar en el horror que debió sentir durante un proceso así. No era una experta en ciencia, pero era telépata y absorver conocimientos era una de las tantas cosas que podía hacer, por lo que no le fue difícil comprender que era una cirugía complicada la que su mente sugería y que si era exactamente así, el shock del dolor, y si la anestesia hubiese fallado, habría sido peor. ¿Quién en su sano juicio le haría algo así a una persona? Jean tembló de rabia al pensarlo. ─ ¿Has hablado con el profesor Xavier? ─Le preguntó, acariciando con suavidad su rostro y sonriéndole amablemente. No era capaz de imaginar los dolores que pudo sufrir, aún a pesar de sus poderes y de su factor curativo, debió ser un sufrimiento. ─Debes recuperar tus recuerdos... te ayudaría pero...Te podría lastimar, agregó mentalmente, sin decirlo en voz alta. Trabajaba duramente en controlar sus poderes telepáticos, pero nunca había abierto cerraduras psíquicas. Eso que Logan tenía en su cabeza podía ser un mecanismo de defensa, el cual borraba sus recuerdos dolorosos y si mal no recordaba, aquel hombre estaba plagado de ellos. ─ ¿Te quedarías aquí, Logan? ─El profesor le ayudaría, claro que sí. Ella misma se encargaría de decirle lo que era mejor o no para ese hombre. Intentaría minimizar los malos recuerdos, el dolor que cada memoria podría traer implícita en ella.



avatar
18Telepatía y telequinesis.La AcademiaHeterosexualAlina K141Mutante nivel Alpha
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por James Howlett el Vie Jul 18, 2014 1:16 pm

-No puedo quedarme Jean…- Wolverine comentó mientras miraba sus manos juntas y la cercanía de la chica. Estaba tan cerca que ella le pudo acariciar la mejilla; sentía lastima por él, y por alguna razón el sentimiento no le agradaba en lo más mínimo. Seguía mirándola a los ojos, tan claros y tan verdes como un bosque cetrino en plena primavera, tan emotivos que expresaban miles de palabras en solo un segundo de miradas sinceras. No quería irse, quería quedarse con ella y apoyarla hasta que su vida se perdiera –no quiero hablar con el aún, quería que alguien de ustedes me ayudara aunque sea un poco, después de eso me iré de aquí, no creo volver más a esta academia- Logan no quería molestar a la chica, debía entender que ella ya tenía una vida hecha en ese lugar y él no tenía cabida ni palabra en esta.

-Nena yo, necesito pensar algunas cosas antes de quedarme, no puedo estar cerca de ti… no podría estar y lastimarte, a todos lastimo, deberías alejarte- dijo mientras acariciaba el dorso de la mano con su pulgar. Ambas manos entrelazadas no permitían que ninguno de los dos se alejase; con su siniestra le acomodó el pelo y pasó su mano acariciando su mejilla y parte de su mentón –No me perdonaría si te hago algo- el canadiense la miró directamente a los ojos mientras musitaba estas palabras, se notaba la sinceridad tan pura en sus ojos y los sentimientos que pensaba carecía tan marcados en su triste semblante. Había sufrido, pero si algo le pasaba a la pelirroja no pensaba soportar el dolor de haberla perdido; menos si el la lastima, algo que esperaba nunca pasaría, de ninguna forma posible.

Miró a su alrededor y ya no había personas en el gimnasio, tampoco en los pasillos, la chica tal vez tenía algo que hacer pero no quería que se fuera, pero en esas instancias tampoco quería que se metiera en problemas. Desde que Logan perdió la memoria se había vuelto más agresivo, pero ahí, en ese gimnasio, con ella no era esa bestia que muchos temían, se había calmado dejando solo una sombra de lo que era capaz de hacer. Invito a la chica a se sentara con él, quería escuchar su voz un poco más antes de inevitablemente partir sin respuestas – Quiero que me ayudes tú, no importa cuánto tardes. Si no funciona voy con Charles pero quiero que lo intentes- De nuevo posó su mano fuerte en la mejilla de la chica; era dominante, pero a la vez su caricia y su roce era suave, ella le importaba pero no quería mostrar cuánto. Ella era su única debilidad por el momento, Logan estaba convencido de esto. No recordaba nada de su vida, ni sabía que significaba todo lo que veía en sus pesadillas pero no importaba mientras estuviera en esa pequeña habitación -¿Vamos por un helado? Tengo mi moto afuera- preguntó levantándose sin soltar el agarre de manos.




My Past:

avatar
100Garras Retráctiles, Regeneraciónsí mismoHeterosexualHugh Jackman122Mutante nivel Beta
Civil - Mutante Neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por Jean E. Grey el Sáb Jul 19, 2014 2:45 pm


Sus palabras la asustaron, hicieron que sus ojos lo miraran con un asombro que era incapaz de ocultar. Él la quería. Eso podía observarlo en cada rincón de su rostro y en la forma en que su mirada se clavaba en ella, aquel suave y dulce matiz que sus castaños exhibían cada vez que recorría las facciones de su cutis. Sintió su corazón dar un vuelco, era extraño, nunca había sentido aquella emoción cobrar vida en alguien como Logan enseñaba. ¿Qué era ella para él? ¿Por qué era tan importante? Jean no lo entendía, no comprendía el por qué aquel hombre había fijado sus orbes en ella y por qué le importaba tanto, era solo una extraña que le había brindado un café un día, a quien le abrió su mente una vez, enseñándole sus más recónditas memorias. ─Yo... ─No supo qué decir, no supo como interpretar las palabras de ese hombre. Sus labios temblaron, al igual que todo su cuerpo, al sentir aquella suave caricia de sus dedos sobre su palma desnuda. ─No tienes por qué temer. ─Susurró con dulzura, y aunque entendió su gesto, decidió alejarse de él. La sobrecogedora emoción que la embargó al observar su mirada, al ver esa imagen en sus ojos. ¿Cómo podía? Era algo que no comprendía. El aire abandonó sus pulmones lentamente, la mujer le dio la espalda y sus brazos abrazaron su cuerpo con suavidad. ─Estaré bien, no podrás dañarme, pero en cambio... ─el silencio fue lo que siguió a sus palabras. Ella sintió un nudo en la garganta. ─Yo te puedo lastimar, Logan. Sólo te haré daño, sólo...

Allí murió su comentario, allí se quedó sin voz y absorta en las máquinas de ejercicio, pero más que eso, absorta en el reflejo de su figura en un espejo. Él seguía ahí, mirándola con esa misma intensidad brillando en sus orbes castaños, Jean sintió que él le estaba pidiendo algo que ella no podía darle. Algo que no se permitía darle, porque tenía esa sensación el pecho, ese acongojamiento que te taladra el pecho e impide que el aire entre a tus pulmones. Era un mal presentimiento. ─Si te ayudo, si permites que entre a tu cabeza... puedo dañarte. ─Más de lo que su falta de memoria lo dañó, agregó una parte de ella, girándose para enfrentarlo cara a cara. Buscó un asiento a su lado, manteniendo las distancias siempre. Empezó a sentirse insegura, dudosa de como actuar a su alrededor. ─Y te digo, de verdad, no quiero lastimarte, no quiero que sufras más de lo que ya lo has hecho. ─Murmuró, mirándolo a través de la cortina rojiza de pestañas que cubrían sus ojos. Pensó por un momento en decirle que si a su invitación, pero no podía salir del Instituto, era día de semana, el profesor no permitía los viajes fuera de él. ─Lo siento, será en otra ocasión. E insisto, debieras hablar con Xavier. ─No con ella, o no con ella, temía que pudiera dañarlo más de lo que ya lo estaba. Además, era una simple adolescente que no tenía el total control de su telepatía, podría freírle el cerebro en cualquier momento y joderlo para toda la vida. ─ ¿Por qué tomas todos esos riesgos? ¿Por qué confías en mí? No entiendes, Logan, te puedo herir. Yo sí que puedo hacerlo.



avatar
18Telepatía y telequinesis.La AcademiaHeterosexualAlina K141Mutante nivel Alpha
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por James Howlett el Lun Jul 21, 2014 4:42 pm

-¡No me puedes herir más de lo que ya me hirieron Jean!- alzó la voz el varón, estaba cansado, se sentía fatigado del viaje. Se había desplazado en motocicleta buscando respuestas por gran parte de Canadá y ahora en Nueva York, pero por más lejos de su hogar que se encontraba sentía que menos respuestas encontraría. “¿Dónde mierda esta mi jodido pasado?” pensó el canadiense mientras se levantaba y se alejaba más de la chica; como ya era costumbre prendió un habano tratando de calmarse, estaba molesto –para variar- quería salir de ese lugar, era inútil hablar con la pelirroja, siempre tomando tantas precauciones, no necesitaba niñas asustadizas, quería alguien que le ayudase sin importarle que le podía pasar, al fin y al cabo, tenía factor curativo y era prácticamente imposible dañarle de gravedad. Siguió fumando en el gimnasio de forma casi molesta y agresiva, no quería que lo tomaran por algo que no era; él no era un estudiante, era un asesino y no había más que eso.

Wolverine sentía sus armas letales bajo su piel, querían salir, querían atacar ya que esa era su vida, sus instintos le pedían que matase a quien sea, pero igual, Logan era un humano nacido de un pecado e igualmente de un simple animal, su humanidad se encontraba tan escondida pero a veces salía a relucir, ese obviamente no sería el momento, ya se había rebajado bastante con Grey, no deseaba que ella le viera con lastima, no sentía dolor, solo quería saber de dónde venía pero si no conseguía lo que quería no le importaba –fue un error estúpido venir, son solo malditos estudiantes, no dominan su poder, jamás verán lo que yo he visto- comentó mientras agarraba su chaqueta de cuero. No le importaba la chica realmente, estaba equivocado, necesitaba ser el animal que estaba destinado ser, no el idiota sentimental.

-Fue un gusto hablar contigo, tal vez regrese en otros años cuando alguien me pueda ayudar- Logan dijo con una rudeza que ciertamente no había visto Jean. Su esqueleto estaba cubierto de adamantium, un metal sumamente duro casi indestructible, sus pasos eran pesados y sus golpes podrían herir a cualquiera de gravedad ya que eran como golpear una pared de concreto. El hombre bestial estaba harto de esa situación, todos le miraban como si fuera un niño que necesitaba ayuda porque estaba perdido –si lo estaba- pero ciertamente no necesitaba que una mujer le dijera lo que debía hacer por más que se preocupara por él; era mejor alejarse mientras podía y probablemente jamás regresar, no para protegerla a ella si no para protegerse a sí mismo, no quería sentir el sentimiento en su pecho que lo movía más que cualquier señal de sus sentidos aumentados. Cuando estaba con la pelirroja sentía como que se debía quedar, pero esos pensamientos se debían esfumar, no deseaba escapar de sus sentimientos, pero si ignorarlos como lo había hecho tanto tiempo ya. Sacó las llaves de su motocicleta y las apretó, aun no salía del gimnasio, sentía que no debía hacerlo, pero tenía que ser más fuerte que eso. Suspiró y negó con la cabeza, los muros de madera parecían estar tan cerca, el pasillo se podía notar con facilidad, tenía que seguir uno para salir de la academia –probablemente me vuelvas a decir que no, pero no me iré sin que vayas por un helado conmigo, nadie se enterará, es día de clases, pero a veces los riesgos valen la pena. Juro que será la última vez que me verás, no aceptaré una respuesta negativa-




My Past:

avatar
100Garras Retráctiles, Regeneraciónsí mismoHeterosexualHugh Jackman122Mutante nivel Beta
Civil - Mutante Neutral

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por Jean E. Grey el Mar Jul 22, 2014 12:36 pm


La actitud del hombre la tomó por sorpresa, ella lo observó, escuchando sus duras palabras con una expresión que podía rozar el hastío y el enfado. ¿Qué creía él que eran? ¿Qué esperaba de ella acaso? Lo que el hombre decía la hacía pensar que exactamente no sabía que era de verdad el Instituto, que no sabía que clase de cosas podía hacer ella y que no tenía ni una pizca de miedo al exponerse de aquella forma a un telépata. Abrir tu mente, dejar que otros hurguen en ella, era darles más que simples recuerdos. Era darles un fajo de llaves a cada una de tus debilidades, de poder destruirte lenta y dolorosamente sin mover un solo dedo. ─No sabes lo que estás pidiendo, Logan. ─Murmuró, sus ojos fijos en la espalda masculina, los músculos ajenos se contraían bruscamente, reteniendo el enojo que podía percibir desde donde estaba. Sus ojos brillaron, sus palmas escocieron mientras el reflejo carmesí empezaba a cubrirlas. ─ ¿Malditos estudiantes? ¡¿Cómo te atreves a hablar así de nuestros estudiantes?! ─Utilizó sus poderes, levantando del suelo, atrayendo el cuerpo masculino hacia ella y lo giró, para que sus ojos pudieran encontrar los de él. ─ ¿Quieres ver el dominio de un poder, Logan? ─Fue una pregunta, una que hizo que el rostro de la fémina adquiriese una expresión furibunda, cegada por la rabia de sentir una ofensa, más que a ella, a todos los que estaban en aquel lugar. Gente que había sufrido igual o más que el moreno, que había perdido más cosas que él y que intentaban, de alguna forma, salir adelante.

Tú no eres nadie para juzgarnos. Así como nosotros no te juzgamos. ─Lo dijo tan bajo, con los dientes apretados y las manos temblando ante la impotencia de contenerse para no hacerle nada más. Rompió la distancia entre ellos, posando su mano cálida sobre la mejilla ajena y el brillo de su mirada se intensificó, el rosáceo lanzó un resplandor que pudo cegar a cualquier que mirara fijamente a sus ojos, pero a ella eso no le importó. ─Prepárate para revivir tu pasado. ─Masculló entre dientes, y buscó en la mente ajena, buceó entre aquel mar oscuro en el que permanecía Logan, encontrando las puertas, tomando las llaves y accediendo en la profundidad de los recuerdos. Jean soltó un gemido de dolor al hacerlo, porque fue como si hubiese abierto la llave de una ducha y el agua saliera de forma incontrolable, así comenzaron a llegar cada una de las memorias que el hombre tenía. Una por una, empezaron a surgir de la nada y con tanta fuerza, que Jean sintió que se hacían reales a medida que se desprendían la una de las otras.

La mente humana era demasiado compleja. Podía revivir con un solo toque todos y cada uno de los recuerdos que manteníamos encerrados. Empezaba con una sola cosa, tan mísera y pequeña, quizás una palabra o tal vez un olor o un sonido, pero todos venían a la mente, sin importar cómo o cuánto deseáramos removerlos de nuestro sistema. La memoria era algo que nunca se olvidaba, que se guardaba en lo más profundo del ser y permanecía intacta. Al final, nada de lo que hiciéramos, importaba. Ella cerró los ojos, mordiéndose el labio inferior hasta que éste sangró y un hilillo rojizo cayó por su barbilla, su cuello y perdiéndose en el valle de sus pechos. Un dolor de cabeza le atacó, Jean intentó seguir buceando en el mar de recuerdos, tratando de liberarlos, que Logan los asimilara, pero antes de que pudiera seguir, el daño pudo con ella y tuvo que soltarlo, cayéndose hacia atrás y golpeando el suelo con un sordo ruido. ─Detesto esto. ─Murmuró con un suave quejido, viéndose las manos por un momento y contempló, con cierta sorpresa, que tenía los brazos repletos de algo parecido a cicatrices de rasguños. Como si hubiese estado en el plano astral. ─ ¿Eso es suficiente para ti, Logan?



avatar
18Telepatía y telequinesis.La AcademiaHeterosexualAlina K141Mutante nivel Alpha
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Re: Just working out [Jean Grey] -Privado-

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.