Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


You're my darkness [Arabella Eigner]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

You're my darkness [Arabella Eigner]

Mensaje por John Kohl el Jue Jul 17, 2014 3:35 pm

El dolor se extendía por el cuerpo del joven castaño, le dolían las entrañas como si le estuvieran quemando a fuego lento. Era su segunda noche sin dormir en sus ojos se podían notar ojeras y en su mesa de noche se podían percibir unas cuantas botellas y envoltorios de cocaína. Esnifó una línea por la nariz y sintió como el toxico empezaba a hacer efecto, su cerebro dio vueltas y de repente el sueño se esfumó como sus ganas de ser una mejor persona. John estaba cansado de ese maldito lugar, y esa maldita vida, quería morir, lo había intentado una y otra vez pero no podía, sus emociones estaban sueltas, su mente solo se centraba en una venganza que jamás podría completar. El suero se encontraba aun en sus venas, le quemaba por dentro, el dolor a veces era insoportable pero otras solo se sentía como si le encajaran una navaja en cada poro de su piel. El humo de su cigarrillo se podía percibir aunque la oscuridad rodeaba la habitación, escondiendo un cuerpo desnudo bajo esta manta lúgubre.

-Vamos Kohl, tu puedes- el castaño agarró una de las múltiples jeringas que estaban en el paquete cristalino, el líquido de color amarillo llenaba la métrica y solamente se clavó la aguja en una de sus venas principales, desde muy pequeño era adicto a la morfina, pero era lo único que le hacía olvidar el dolor al menos parcialmente. La combinación de drogas hizo que inmediatamente se desmayara, no sabía dónde estaba, no sentía sus manos y empezaba a temblar, él no podía morir pero siempre, cada noche lo intentaba. Sus ojos se tornaron blancos enteramente y John suspiró una y otra vez en forma de jadeo. Se levantó de la cama y agarró una botella de licor claro, le dio un trago y tenía ganas de vomitar. Salió por la puerta café hasta el pasillo y caminó unos cuantos pasos hasta desmayarse.

El castaño sentía su corazón latir, su cabeza girando y su cuerpo temblando, los estupefacientes le habían hecho daño, pero dado que no podía morir al menos estaría unas cuantas horas así. Al siguiente día nadie sabría y el probablemente solo recordaría la ocasión por el dolor de cabeza que tendría. Miró una sombra pero no pudo reconocerla, solo le sonrió como pudiese y negó con la cabeza –No… soy un Kohl no me haga daño- empezó a sentir como las punzadas en su cabeza incrementaban y solamente perdía el conocimiento en medio del pasillo a merced de la sombra misteriosa –mi padre los mató, yo no- una lagrima cayó por su mejilla y se estrelló en el suelo. Estaba débil, como siempre aunque se hiciera el fuerte.


John Kohl - V


avatar
18Habilidades Militares SuperdesarrolladasLa AcademiaHeterosexualGaspard Ulliel24Por determinar
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Re: You're my darkness [Arabella Eigner]

Mensaje por Invitado el Jue Jul 17, 2014 8:39 pm

Era una verdadera tontería ¿pero que importaba? Ya estaba harta y al parecer sus desplantes y hostilidad no era suficiente para que dejara de molestarla. Era un idiota que no entendía por ningún medio que no le gustaba y más que nada le causaba asco con esa sonrisa arrogante y burlona que siempre mostraba. Con solo verlo ya tenía ganas de estrellar su puño contra su cara simplona. Pero no quería o necesitaba problemas, así que se evitó el controlarlo o hacer que el cerebro de su compañero de habitación se sobrecargara. Debía pensar con claridad y no dejarse llevar por el enfado, trataba de recordar cada minuto que pasaba. Suspiro; por lo menos ya no estaría más en esa habitación.

¿Que tal una ilusión? pregunto una voz en su cabeza y sus ojos brillaron con malicia mientras una pequeña risa que nada bueno trae consigo se escuchó. En un abrir y cerrar de ojos ya estaba frente al chico; mientras le sonreía con dulzura pasando ambas manos sobre su pecho hasta llegar a su cuello y enredar sus brazos en el mientras sus labios se rozaban con suavidad ─ ¿Quieres esto? ─ pregunto en apenas un susurro y de un momento otro el cuerpo y el rostro de Arabella cambio para convertirse en el de una serpiente que lo estaba estrangulando. Trato de usar sus poder para congelarla pero le fue imposible y... murió…

Eigner estaba aún sentada en su cama con un libro en sus piernas y dos maletas a sus pies mientras observaba como el chico caía al suelo desmayado. ─ Eso te enseñara a no meterte conmigo ─ murmuró con desdén sabiéndose victoriosa. Se encogió de hombros y tomó sus cosas para salir de una buena vez; dejando atrás el cuerpo inconsciente de su ahora ex-compañero de cuarto.

Camino por lo largo de pasillo que la llevaba hasta su nueva y gran residencia: la habitación 008. Se detuvo en seco a mirar a alguien tirado en el suelo pero al instante retomó su marcha, pasando de largo. No era su problema, nada más sencillo que eso. Pero se quedó helada al escuchar lo que decía aquella silueta, tenía que estar bromeando. Soltó todo lo que mantiene en sus manos y corrió hasta él, arrodillándose a su lado y haciendo que pasara uno de sus brazos sobre sus hombros y ella colocaba su brazo en su torso. Arrugó la nariz al sentir de lleno el olor a alcohol y algunas otras cosas que prefirió no divagar. Estaba preocupada, sorprendida y en shock como para pensar claramente. ¿Era Jonh? ¿Su John? Mordió su labio inferior con fuerza y lo levantó tambaleante. Busco con la mirada su habitación y para su buena suerte la encontró a unos cuantos pasos. Comenzó a caminar sin soltarlo en ningún momento y prácticamente ambos estuvieron a punto de caer al suelo cuando ella logró sostenerse de la perilla de la puerta y abrirla de golpe.

Entro y lo acercó a una sombra que parecía ser la cama, se lograba distinguir un poco por la baja luz del pasillo, pero antes de llegar se tropezó con algo y cayó al suelo golpeándose las rodillas y torciendo su muñeca libre. Gruñó de dolor y se quedó acostada, sin moverse.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: You're my darkness [Arabella Eigner]

Mensaje por John Kohl el Vie Jul 18, 2014 4:56 pm

-¿Quién es usted?- comentó un John -déjeme en paz, maldita sea- miró a la chica que le trataba de ayudar mientras se levantaba y se recargaba en la pared parándose. Era difícil caminar en ese estado, pero el castaño gradualmente se empezaba a sentir mejor. Prendió un cigarrillo con dificultad mientras ayudaba a la chica a levantarse, estiró su mano y agarró la de ella con cierta delicadeza que le gustaba a las mujeres, su mirada se posó en el cuerpo de la joven y la observó fumando, solo siendo iluminado por la punta flameante del tabaco prendido. Él la podía reconocer de uno u otra forma, se sentía tan conectado a ella que era extraño. Le besó la mano a la chica sin dejarla de mirar –John Kohl… mucho gusto- dijo el alemán mientras la miraba a los ojos, esos ojos tan hermosos que reconocía de algún lugar.

-Perdón que me tuviese que haber visto de esta forma, es solo que… olvídelo, esto pasa todas las noches, pero no esperaba que nadie me viera- su navaja estaba en su bolsillo inerte, no la necesitaba en ese momento, y si lo hacía la sacaría tan rápido que dejaría a cualquier persona muerta en cuestión de milisegundos. Se acercó a la chica tanto que pudo sentir la cercanía, pero solo se dio la vuelta y entró a su habitación que en ese momento se encontraba completamente en penumbra y soledad. La habitación estaba hecha un asco, había ropa sucia por donde quiera que viera y las botellas y bolsas de droga invadían toda la vista cuando entraba; el hedor de alcohol hasta ahí era casi asqueroso e invadía el ambiente. John se quitó la camisa y se recostó en la cama aun con sus zapatos en sus jeans y cerró los ojos para descansar.

Los efectos de los tóxicos y loes estupefacientes habían acabado, el dolor de inmediato invadió su pecho completamente e hizo gruñir al mutante. Le dolía, sentía que se iba a morir en ese mismo instante; por más que deseaba gritar no podía, sentía que moriría, el dolor era casi cegador y le llenaba el rostro de un sudor frío, casi congelado por la temperatura corporal; sus latidos empezaban a aumentar y el chico temblaba de frío. Así eran todas las noches cuando nadie le veía, en la oscuridad no se tenía que hacer el fuerte, en ese momento se encontraba solo, divagando por su mórbida mente recobrando imágenes de la chica del pasillo y su rostro familiar. Su vida pasada en Alemania casi parecía un cuento de algún libro oscuro, su padre era el villano y el solamente era la victima que por azares del destino había sufrido más que cualquier otro personaje; la única diferencia era que ahí no había finales felices. Las cicatrices del pecho del joven se podían notar de forma inmediata, eran grandes, recorrían toda esta parte. Jamás le había contado que le había pasado, o quien era el culpable, solo deseaba morir en ese lugar, no volver a sentir el dolor en esa inmensa oscuridad que le invadía.


John Kohl - V


avatar
18Habilidades Militares SuperdesarrolladasLa AcademiaHeterosexualGaspard Ulliel24Por determinar
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Re: You're my darkness [Arabella Eigner]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.