Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


Adam Edgington {ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Adam Edgington {ID}

Mensaje por Adam Edgington el Vie Jul 04, 2014 5:17 am

Adam Edgington

Flying with my mind

Datos básicos

Nombre completo: Adam Edgington.
Edad: 21 años.
Lugar de Nacimiento: Nueva York, E.E.U.U.
Bando: Instituto Xavier.
Grupo: Instituto Xavier para jóvenes con Talentos.
Poder: Telequinesis.
Alias: Nerveist.
Rango: Estudiante.
Orientación Sexual: Homosexual.
Played by: Stephen James.

Personalidad

A expensas de su tortuoso pasado y del sentimiento de odio hacia su padre, que aun sigue arraigado fuertemente en Adam, su mirando vivaz lo enmascara y aquellos años  posteriores a su muerte fueron una gran medicina para él. La vida en la mansión, las fiestas, y el vaivén de invitados por sus pasillos y por cualquier lugar dentro de la misma lograron que su odio menguara y la lujuria, el deseo y la vida misma se apoderaran de él. Sus tatuajes son una parte importante de sí mismo, cada cual con un significado específico e indiscutible…los adora y los mima, incluso a veces se llega a embobar mirándolos con su cuerpo al desnudo frente a su espejo, estos son si debilidad ya que los chicos tatuados son su debilidad, cosa que no quita que no pueda sentirse atraídos por las pieles vírgenes. A expensas de la atracción sexual, el mismo no sabe si busca o no una relación seria, el odio hacia su padre lo impide avanzar en este aspecto pero no puede evitar demostrase cariñoso cuando algún chico le toca el punto sensible, aunque al principio aparente ser un chico duro.  De actitud persuasiva y a veces dominante, aunque por lo general se deje llevar por sus impulsos acaba pensando las cosas, no mucho….pero algo es algo. Se aburre con la monotonía y suele abandonar la academia cuando necesita despejarse, yendo a algún lugar en medio de la naturaleza ya que siente una conexión especial con los animales con los cuales no le cuesta sociabilizar ya que sin saber por qué estos confían rápidamente en él y se acaban agolpando a su alrededor, puede verse algo “freak” cuando alguien lo ve en esta tesitura, pero a quien le importa la opinión de los demás…a Adam no, por supuesto.

Historia

Desde su gestación la vida de Adam nunca fue la de un niño normal. Su madre, Arya, sufrió intensos dolores durante aquellos nueve meses en los que su esperado y futuro único hijo iba creciendo en su interior. El 13 de Julio de 1962, día exacto en el que se había predicho que daría a luz, la primeriza Arya murió durante el parto en el Hospital de Brooklyn. Desde aquel momento la vida del pequeño Adam se vio oscurecida por el trato que su padre tenía con él… aun viviendo en una lujosa casa y con el elevado sueldo de su padre, uno de los neurocirujanos más solicitados del país, su día a día no era el de un niño adinerado. Su cuarto se hallaba en el sótano de la casa, un lugar mugriento y sin apenas comodidades, dormía sobre un colchón que sospechaba había pasado por mas manos que la misma sabana con la que se arropaba los días de invierno….no podía entender que había hecho él para merecer todo aquello, sin embargo no sabía que podía o debía hacer par remediarlo, ya que las pocas horas que se le permitía salir era llevado a un cuarto donde un tutor privado le educada, el único regalo que parecía recibir de su padre: una educación decente. Con cada año la rabia de Adam hacia su padre, aquel demonio de guantes blancos que le estaba privando de vivir una vida como la de cualquier niño, aumentaba sin cesar. El único sentimiento, aparte del odio, que Adam conocía y que tampoco sabía si era un sentimiento fue el cariño hacia sus diversos profesores, sin embargo este no era algo longevo ya que cuando empezaba a encariñarse y a confiar en ellos su padre le sorprendía cambiándolos por otros, provocándole un daño que su padre no podía llegar a comprender.
Fue entonces cuando en su décimo cuarto cumpleaños, Adam se lanzó y posándose sobre  James, su joven profesor de dieciocho años, desató aquello que había estado notando durante todo el año que llevaba aprendiendo a su lado. Para su sorpresa este sentimiento fue correspondido y aquel cariño que había sentido se convirtió en lo que había querido sentir, amor… lo contrario al odio que sentía por su padre. Sin embargo apenas veinte minutos después de su atrevimiento la puerta del estudio se abrió sin previo aviso, su padre los estaba mirando, con los ojos inyectados en sangre. Adam le miro y sintió más miedo del que nunca había sentido, aunque los brazos de James abrazaban su cadera en gesto protector nada pudo evitar que con la misma calma que su padre operaba en quirófano una bala fuera a parar a la garganta de James. La sangre brotó fundiéndose con los gritos y lágrimas que Adam no podía evitar. El odio aumentaba cuanta más sangre corría sobre él, la  habitación vibraba y no sabía si era su vista que empezaba a nublarse o que podía ser, pero antes de que pudiera centrar la vista la mano de su padre le golpeó la mejilla – ¡Maricón de mierda, fuera de aquí! Mataste a tu madre y esto es lo que mereces…-. Cada palabra retumbaba en su cabeza junto con el dolor que sentía en su mejilla, sin embargo antes de que el segundo puñetazo llegara si quiera a rozarle su padre se detuvo en seco y el ya no tan pequeño Adam se dio cuenta de que la habitación no vibrada, él la hacía vibrar. Sin pestañear y ni tan siquiera pensar la sangre de su padre llenó el estudio por completo decorando las paredes del blanco estudio.
El caso llegó a la policía y como no se pudo demostrar quien había sido el autor de aquel grotesco crimen acabó archivado y a la larga prescribiendo como cualquier otro caso sin resolver en su ciudad natal. Por tanto Adam, el que para su sorpresa  aun era el heredero de la fortuna de su padre, consiguió la emancipación a su corta edad. Con el estudio clausurado, la casa fue toda suya y empezó a vivir su vida a su manera, sin miedo pero con un sentimiento de odio aun en su interior. Comenzó a practicar con su nueva habilidad, aquella que le dio la fuerza para acabar con su padre haciéndola más fuerte y consiguiendo cada vez más cosas con ella. A los dieciocho años ya había escuchado diversos rumores respecto a una academia de gente especial, se suponía que de gente con gran nivel intelectual, sin embargo le habían asegurado que era para gente con habilidades especiales como la suya. No estaba decidido a ir, ya que no sabía si quería ser educado, controlado y atado de nuevo a unas normas y a acabar privado de su actual libertad. Aun tardó dos años en decidirse y dejando atrás si mansión y su fortuna se presento en la academia descendiendo desde las alturas en un patio lleno de niños, y no tan niños, que en primera instancia no le parecieron para nada tan especiales como le había asegurado. Sin embargo, le convencieron rápidamente.

Poder

Adam posee telequinesis, habilidad que despertó gracias al odio que provoco su padre en aquel su catorceavo cumpleaños. Desde entonces fue capaz de ir mejorando su dominio por su cuenta,  durante aquellos cuatro años antes de entrar a la academia consiguió dominarlo hasta un nivel bastante alto en su opinión. Siendo capaz de mover objetos del tamaño de un lápiz hasta coches de tamaño medio y dependiendo del tamaño de estos puede manipilar un numero mayor o menor, aunque si se extralimita en el tiempo acaba padeciendo dolor de cabeza, ademas ha aprendido a elevarse a si mismo llegando a alcanzar velocidades algo elevadas y alcanzando alturas relativamente altas. Ahora esta intentando dominar mas este habilidad e intenta controlar los objetos a nivel molecular separando y uniendo objetos para crear cosas nuevas, aunque no con un gran resultado por ahora. Cuando Adam utiliza su habilidad su grisáceo iris se torna de un plateado líquido y brillante, tornándose casi blancos en la zona más próxima a la pupila.



Última edición por Adam Edgington el Jue Jul 10, 2014 7:10 am, editado 2 veces
avatar
21TelequinesisLa AcademiaHomosexualStephen James125Mutante nivel Beta
Estudiante de la Academia

Volver arriba Ir abajo

Re: Adam Edgington {ID}

Mensaje por Invitado el Vie Jul 04, 2014 5:31 am


Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.