Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


Just because I'm losing. Doesn't mean I'm lost. | Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Just because I'm losing. Doesn't mean I'm lost. | Privado

Mensaje por Invitado el Vie Jul 04, 2014 8:30 am

Just because I'm losing. Doesn't mean I'm lost.

Instituto Xavier. Noche del jueves.

Quizá aquella no sería la mejor decisión que había tomado en su vida, pero esperaba no tener que arrepentirse demasiado de ello. Se había dejado guiar por un impulso, como la mayoría de las veces, y su instinto no solía fallarle. Alzó la mirada, recorriendo con sus ojos grises los altos muros de aquella mansión, ya bien conocida como el Instituto Xavier. Era imposible no ponerse algo melancólico al pisar aquellos terrenos, recordando el tiempo que él mismo pasó en ellos, acompañado de la primera generación de estudiantes. No sabía cómo calificar el hecho de que Charles ni siquiera pensara en cambiar de emplazamiento y edificio, sabiendo que él lo conocía a la perfección, si como una insensatez, un acto de pura ingenuidad o como una invitación a hacer justo lo que pretendía. De un modo u otro, esperaba averiguarlo.

No le fue complicado mezclarse entre los alumnos y profesores, aprovechando una marabunta que se dirigía hacia la entrada. Evidentemente, vestía como un civil, aunque cargaba una bolsa donde iba la parte más importante de su traje, lo esencial para su visita. Entró al instituto usando la puerta trasera, a sabiendas de que estaría menos concurrida y vigilada, aprovechando que ya anochecía y pronto mandarían a todos los alumnos a sus habitaciones. O eso esperaba. Esperó pacientemente, dando paseos por algunos de los pasillos vacíos de aquella zona, hasta que el murmullo de voces y los pasos amortiguados por la madera, fueron decayendo. Abrió la bolsa, sacando con cuidado de esta su bien más preciado. Sonrío con socarronería antes de ponerse el casco.

Se encaminó hasta el despacho del director, abriendo la puerta con un simple gesto de sus dedos, accionando la cerradura como si alguien hubiese introducido la llave en esta. Tras echar un vistazo y asegurarse de que no había sido visto, entró y cerró tras él. El despacho de su viejo amigo volvía a estar ordenado, no como la última vez que pudo echarle un vistazo. Lo cual era una buena señal, claro está. Deslizó un dedo sobre el filo del escritorio conforme rodeaba este, ojeando a su alrededor como si no se conociera ya cada libro, diploma y fotografía que lo rodeaban. Acabó por recostarse a medias contra este, observando con mirada ausente el paisaje tras los ventanales. Una lástima no poder usar esas instalaciones para el fin correcto. Todavía tenía la esperanza de poder hacer recapacitar a Charles. Era un hombre inteligente, no podía estar ciego eternamente, acabaría por reconocer que él tenía razón. Tarde o temprano lo haría.

Y en gran parte, esa era la razón de su inesperada visita. Podría haberle llamado, concertar un encuentro como dos personas civilizadas, pero bien sabía que entre ellos las cosas ya no eran muy civilizadas de un tiempo a esta parte, sino todo lo contrario. Puestos a crear un conflicto, le daría la ventaja de jugar en casa, pero él necesitaba la salvaguarda del factor sorpresa y, como no, la protección contra su don, de ahí que no pensara quitarse el casco hasta comprobar el humor del profesor.

Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.