Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


Anything can happen between illusions {Privado}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anything can happen between illusions {Privado}

Mensaje por Invitado el Dom Jul 13, 2014 3:42 pm

Frustrada, así era como se sentía, estaba cansada y agotada, tanto física como mentalmente, es decir, todo parecía tan sencillo ¿Que tan difícil podía ser encontrar un Mutante? Al decirlo, el primer pensamiento que paso -por primera vez por su joven mente hace algunos años- sería fácil, no abría muchos como ellos ¿Verdad? Así que sería relativamente fácil, Oh! Dulce ingenuidad, apenas entro aquella organización -Que por cierto, últimamente le estaba tomando un dulce agridulce, le gustaba su trabajo, si, pero odiaba con todo el corazón ser una maldita arma, era una mujer en todas las de la ley por dios- se dio cuenta que no iba a ser nada sencillo, le sorprendió y al mismo tiempo le maravillo la cantidad de personas con habilidades especiales con las que se convivia a diario y ella no se había dado cuenta antes, era asombroso como aterrador el ver la discriminación hacia la mayoría de los suyos, por eso mismo preferían quedarse entre las sombras o por lo menos una mitad, la otra prefería salir a lucirse y ella -Como una especie de niñera o algo parecido- tenía que ir al lugar -junto a un puñado de compañeros- y tranquilizarlo -en el mejor de los casos, en el peor de estos... Bueno, prefería no estar presente cuando eso pasaba- lanzo un cansado suspiro pensando que el encontrar aquel hombre no seria tan sencillo como hubiera querido. Dejo caer su cuerpo sobre la cama mientras cerraba sus ojos y apoyaba su antebrazo sobre su rostro, cerrando los ojos, el suave tic-tac del reloj sobre la mesita de noche lleno la estancia, el susurro del viento meciendo las cortinas, el aire frío, diciendo que la tormenta estaba cerca y el cielo nublado cargado de nubes hicieron una especie de ambiente ahogado para ella.

Lanzó un gruñido bajo mientras se levantaba, demasiada tranquilidad, demasiada oscuridad, demasiada soledad, extrañaba a su padre, a su madre, a su pequeño hermano, cerro los ojos antes de perderse en el baño y el agua de la ducha cayendo lentamente ocultando el susurro de la suave lluvia cayendo fuera, como pequeñas lagrimas de un día gris. No paso mucho tiempo antes de que saliera de aquel cuarto completamente vestida, las botas que apenas y llegaban a sus tobillos hacían un ligero eco al caminar, sus largas piernas blancas se encontraban al descubierto, dejando ver la perfecta y blanca piel. Los shorts negros apenas cubrían lo suficiente y necesario, tomo una pequeña cazadora y un bolso -Donde solo tenía su cartera y una que otra cosa que pudiera ser de utilidad en una emergencia- se sonrió un poco al espejo acomodando un pequeño mechón antes de salir de su hogar. El murmullo del viento frió golpeando su rostro --y cuerpo que se sacudió con delicadeza - le dio la bienvenida, el día era gris, oscuro y presagiaba una tormenta, y ella aprovecharía para ir a beber un poco y conseguir tal vez un poco de compañía.

Una coqueta sonrisa se pinto en sus labios cuando más de un par de ojos se posaban en su figura, ciertamente amaba llamar la atención de las personas que estaban a su alrededor pero era sin duda alguna un método de defensa que había empleado con el pasar de los años para evitar la soledad que le consumía de forma lenta. Mientras avanzaba podía ver más gente -Lo normal en un día nublado- la música llenaba el ambiente, sonidos delicados, fuertes, aromas dulces y llamativos, lugares pretenciosos, miradas e invitaciones que solía responder con una ligera sonrisa, antes de seguir avanzando. Ella era alguien que gustaba de ir nuevos lugares, pero por el momento -y siendo la noche joven- decidió quedarse en un lugar tranquilo, un bar con un ambiente "ameno" -o algo así si tenía que describirlo- no era de mala muerte y podía encontrar alguien que le hiciera compañía mientras decidía que hacer el resto de la noche. Música suave, música tranquila y fue suficiente para que sus hombros bajaran y tomara un respiro, olvidar todo lo que había pasado el día, la semana, olvidar que estaba buscando alguien por venganza, decir que era una mujer normal y que no pasaba nada...

Ese era el plan inicial, pero ni el día ni la suerte estaban con ella. Levanto una de sus manos para pedir una bebida cuando unos dedos gruesos y toscos se cerraron alrededor de su muñeca, dicha acción hizo que levantara una ceja con elegancia siguiendo el brazo hasta el rostro de dos hombres -semi borrachos- con una sonrisa tosca y un aliento fetido que le hizo arrugar la nariz -señor... ¿Podría soltarme?- su tono fue amable, dulce, educado junto a una sonrisa forzada, pero sin despegar sus iris de la ajena, sus ojos tomaron un apenas brillo peligroso, no iba a dejar que alguien arruinara su noche porque necesitaba un poco de espacio para ella...
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: Anything can happen between illusions {Privado}

Mensaje por James Howlett el Mar Jul 15, 2014 2:15 pm

Los pasos del canadiense eran suaves, casi tenues y agiles, llevaba unos simples jeans y una camisa que dejaban ver sus trabajados brazos; caminaba sin dirección alguna, solo estaba buscando un bar donde sentarse y beber sin problemas. Brooklyn era un lugar pretencioso, mujeres con dinero iban a gastarse el dinero de los novios y los varones iban ahí para aumentar su ego o simplemente buscar una pareja “fina” para la noche, era un lugar solo para personas de clase así que suponía no habría problema alguno cuando él se metiera a un bar con barra para comprar una simple botella de licor claro. Un cigarrillo se podía notar en su boca, emanaba humo de la punta mientras cada segundo que pasaba se hacía más pequeño, estaba listo para olvidar todo, pero para eso necesitaba beber demasiado y ese día no creía que lo haría en tal medida.

Entró a uno de los múltiples bares de buen renombre y solo se adentró en el establecimiento buscando lugar donde poder sentarse y disfrutar una suave copa. Sus garras estaban escondidas, habían cambiado demasiado desde las última vez que las sacó, tenía miedo de verlas pero a la vez era tan fascínate. Se sentó en frente de la barra y pidió un whisky en las rocas –solo era la bebida para empezar a abrir estómago, aún era temprano- miró a su alrededor y renegó del lugar, las apuestas cada vez iban aumentando en las mesas, no sabía de donde había sacado dinero pero tenía lo suficiente para que en un rato más jugara a las cartas. Su cigarro se terminó y prendió otro, necesitaba fumar. El olor a tabaco impregnaba el aire de un hedor tenue y el humo hacía que se incrementara la fragancia del alcohol que bebía, su ropa olía a bourbon.

Vio a una mujer delgada. Era bastante bonita, venía vestida de forma elegante pero se veía a leguas que no era lo que aparentaba ser, era diferente al resto y eso atraía al canadiense de sobre manera que se levantó con su copa y caminó junto a ella. Pero de repente llegaron un par de hombres y empezaron a acosarla, el negó con la cabeza –podemos arreglar esto de dos formas, y las dos formas la dejaran ir, si no, les dolerá- dijo mientras los miraba directamente a los ojos lascivos, sus intenciones no eran del todo buenas y el no permitiría que tocaran a la hermosa señorita –o señora, no sabía realmente quien era o qué edad tenía- ambos hombres se veían mas corpulentos que Logan y solo se rieron de él. ¿No sabían quién era él? Agarró a uno de los hombres por el cuello y lo aventó lejos del lugar hacia una de las mesas y al que estaba agarrando a la chica solamente le estrelló el vaso de vidrio en el rostro abriendo cortes; rápidamente el varón se agarró el rostro y Wolverine le dio un golpe directo a la nariz que lo tumbo hacia atrás. Su ferocidad era clara y solo hizo un simple gesto de negación.

-Siento que tuvieras que ver eso- comentó mientras se agarraba los nudillos y los frotaba. Se dio la vuelta y se compró otro trago. Su pelea había terminado y la mujer seguramente seguiría su camino, pero lo tuvo que hacer, era un ser indefenso que se veía acorralada por dos hombres con intensiones difusas, pero el pelinegro se hacía una idea de lo que pasaba por su mente, el cuerpo escultural de una fémina siempre hacía que los ebrios sintieran ganas de hacer cosas de las que después se arrepentirían; ese era el verdadero pecado del alcohol.




My Past:

avatar
100Garras Retráctiles, Regeneraciónsí mismoHeterosexualHugh Jackman122Mutante nivel Beta
Civil - Mutante Neutral

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.