Bienvenidos
Nos encontramos en 1982, el Instituto lleva dos años, en pleno funcionamiento y goza de éxito. Los que otrora fueran amigos, Charles Xavier y Magneto, han tomado un cruce antagonista. ¿Qué camino es el correcto y a cual te unirás?
Últimos temas
» Una sugerencia <3
por Luke Gallagher Mar Ago 25, 2015 9:40 pm

» The Soom Council ★ Cambio de Botón (Normal)
por Invitado Vie Nov 07, 2014 8:45 am

» Confieso que...
por Catherine Calderwood Vie Oct 17, 2014 8:24 am

» Roaring Twenties - Cambio de botón/Élite
por Invitado Lun Oct 06, 2014 10:41 am

» Nightwish Time [Afiliación Élite]
por Invitado Jue Oct 02, 2014 5:53 am

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
por Invitado Dom Sep 28, 2014 4:04 pm

» Pensamientos de un nuevo mundo - Charles Xavier
por Charles Xavier Mar Sep 23, 2014 5:20 am

» Búsqueda de Rol
por Reza Parsi Lun Sep 22, 2014 6:34 am

» Ever After Kingdom - Foro Disney (Afiliación Elite) (Cambio de botón)
por Invitado Sáb Sep 13, 2014 1:12 pm

» {Leonard Wells}
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 10:05 am

» Registro de Habitación del Instituto
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 10:01 am

» Wanda Maximoff || ID
por Ursa Langle Vie Sep 12, 2014 9:56 am

» Registro de Poder
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:55 am

» Registro de Ocupación
por Hope Summers Vie Sep 12, 2014 9:42 am

Sondeo

¿Participarías en mini-misiones?

91% 91% [ 10 ]
0% 0% [ 0 ]
9% 9% [ 1 ]

Votos Totales : 11


El rey del azufre | Kurt

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El rey del azufre | Kurt

Mensaje por Invitado el Miér Jul 23, 2014 12:09 am

¿Alguna vez os he contado que tengo sentimientos opuestos sobre esta dichosa academia? A veces la adoro y otras veces la odio, sin preferencia de una cosa sobre la otra. Me encanta estar aquí porque somos una especie de instituto para superhéroes y, encima, internado, lo que me lleva al siguiente punto a favor de la academia: chicos guapos. Pero, por otro lado, no puedo evitar sentirme atrapada en este mar de gente vulgar que compite por ver quién es el que se saca los mocos más rápido o quién es el que se mete más polos en la boca. Yo, educada en la más exquisita escuela femenina de Nueva York, en medio de un montón de chicos de Brooklyn y Texas sin ningún conocimiento sobre lo qué es apropiado y lo que no.

Hoy, es uno de esos días en los que me siento ahogada en la academia. Sentada en uno de los bancos de los exteriores, hojeo aburrida la Vogue. Ante mí aparece una chica con una mochila que me hace esbozar un gesto de pura aversión al ver su chándal gris y sin gracia, pero no le digo nada por miedo a que me pegue (aquí la gente es muy bruta). Así que yo, por mi parte, cierro los ojos y pienso en que este año se lleva el violeta.

-¡Qué ideal! –exclamo cuando abro los ojos y me centro en un pañuelo que lleva una modelo en mi revista.

Yo ni siquiera miro el precio de ese complemento de Chanel, porque no lo necesito. Mi padre me pagará cada uno de los caprichos que yo le pida, porque para algo es el rey de los refrescos y el representante de las bebidas gaseosas.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El rey del azufre | Kurt

Mensaje por Invitado el Miér Jul 23, 2014 4:50 am

Los entrenamientos de Kurt eran algo de lo más subjetivos. Los profesores le decían muchas de las cosas que podían llegar a ser para aprender a utilizar mejor su poder y sacar por sí sólo todas aquellas cosas que podrían favorecerle. No obstante, él lo único que veía como una auténtica “jodienda” o desventaja era el enorme cansancio con el que se quedaba después de transportarse muchas veces seguidas sin apenas descansar. En ocasiones era necesario, aparte de lo más divertido. Por esa misma razón Kurt, en su tiempo libre, se ponía a entrenar lo que él pensaba que era su Talón de Aquiles: su poca resistencia.

Tenía muchas maneras de entrenar eso, pero hoy hacía un buen tiempo para él, es decir, nublado y sin calor, por lo que aprovechó para salir al exterior de la Academia, a uno de los grandes jardines que rodeaban aquella institución. Se vistió con un pantalón de chándal negro y suelto, con unas playeras y una camiseta también de color negra. Sólo llevaba consigo una raqueta y una pelota de tenis, mas no necesitaba nada más. Se colocó en un lugar totalmente aleatorio y lanzó la pelota hacia arriba. Cuando bajó, cogió impulso hacia atrás y le dio con todas su fuerzas hacia el aire.

Kurt se transportó a dónde la pelota se dirigía, o bien a la altura del suelo o bien por encima de ésta, dándole otra vez con todas sus fuerzas y sin una dirección justificada, pues ya tenía suficiente con darle como para encima tener que apuntar. Simplemente, a dónde fuera, ya que él iría tras de ella. Sí, a vista de todos era un juego un poco solitario, para gente sin amigos, pero seamos sinceros, ¿acaso alguien podría ponérselo tan perfecto para lo que él pretendía? Un telequinético, pero pocos más.

¿Sabéis esa sensación de cuando crees con total seguridad que le vas a dar a la pelota y, de repente, un mito se te cae al suelo porque tu capacidad de apunte es totalmente nefasta? Algo así le pasó a Kurt pues la bola no chocó contra la cuerda tensa, sino con un borde, cambando radicalmente su trayectoria. Para cuando Kurt se quiso dar cuenta la bola cayó fuertemente contra la revista de una chica, haciendo que cayera al suelo y probablemente llevándose un susto. Kurt se teletransportó justo en frente de la muchacha.

Perdón —dijo con su característico acento ruso en proceso de desaparecer. Se agachó a coger la revista para dársela a la chica. Eso era… ¿moda? Arrugó el ceño y se la tendió a la espera de que la cogiera— Por lo que se ve lo mío no es la puntería. —añadió jovial.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El rey del azufre | Kurt

Mensaje por Invitado el Miér Jul 23, 2014 11:22 pm

Balón. Revista. Pum. Suelo.

Mis ojos se quedaron clavados en la gravilla a causa de no tener la publicación delante mientras yo trataba de recuperar la compostura. Nunca se me había dado especialmente bien los deportes de brutos como el fútbol porque a mí los balonazos me dolían mucho. Balonazos como el que había estado apunto de recibir si no fuese por la mala puntería del ser que había osado a intentar asesinarme.

De una bonita sonrisa, mi gesto pasó a ser el de la más pura seriedad. Mis labios estaban cerrados y formaban una línea completamente recta, mientras que mi ceño estaba tan fruncido que parecía que mis cejas fuesen a ser una sola. Fue entonces cuando don gárgola apareció tendiéndome la revista, disculpándose de su terrorismo hormonal.

La verdad es que en ese momento perdí el control de mí misma, ya que no recuerdo haber cogido mi bolso con tanta fuerza para arrearle. Pero así fue, bolso en mano le di en la cabeza con un gesto de auténtica indignación dibujado en el rostro. Y, además, no me detuve ahí, si no que seguí golpeándole por todo el cuerpo (no quería dejarlo vegetal para no tener que pagarle el hospital).

-¡Kurt Wagner! ¡Eres un…! –grité. Como no sabía cómo llamarle, repetí varias veces ese indeterminado sin dejar de golpearle con mi bolso mientras pensaba algo-. ¡Un orangután! –No era el mejor insulto del mundo, pero fue el primer que se me ocurrió en mitad de toda la adrenalina-. ¡Te voy a exorcizar a base de golpes! ¡A las chicas no se les pega!

Estaba totalmente encendida con el Rondador Nocturno, porque ya no solo se trataba de que, en efecto, hubiera intentado cometer un homicidio conmigo, sino que, además, me había dado un buen susto. No podía permitir que Kurt se fuese de rositas, porque se acostumbraría a que fuese condescendiente con él y luego se subiría a la joroba. A Kurt había que domesticarlo así.
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: El rey del azufre | Kurt

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.